VRS, el virus que causa bronquiolitis en bebés

Estamos en época de contagio y, hasta abril de 2014, en plena campaña para la prevención de este virus respiratorio, el VRS, que causa el 90% de las bronquiolitis en menores de 2 años. Por eso lo llaman "el virus de los bebés". Aquí tienes, en 10 preguntas, lo que hdebes saber sobre este virus respiratorio para proteger a tu hijo.

  1. ¿Qué tipo de virus es?
    El virus respiratorio sincitial (VRS) se presenta en forma de epidemia cada año, de octubre a abril, infectando las vías respiratorias de niños y adultos. En los mayores sólo suele provocar resfriados, pero en los menores de 2 años ocasiona bronquiolitis, bronquitis y neumonías.
  2. ¿Por qué le llaman virus de los bebés?
    Porque les afecta más y en ellos la infección puede ser grave: hoy es la primera causa de consulta urgente y de hospitalización en lactantes menores de 1 año (unas 25.000 consultas y unos 14.000 ingresos anuales en nuestro país por el VRS). Se calcula que el 75% de los bebés entran en contacto con el virus antes de cumplir 1 año, y a los 2 años el 100% ya lo han padecido. Pero en muchos casos se queda en un simple resfriado: sólo entre un 10% y un 30% presentan problemas de bronquitis y neumonías, y aproximadamente un 3% precisan ingreso hospitalario (con una estancia media de 8 días).
  3. ¿Quiénes tienen más riesgo?
    Los menores de 3 meses, por dos razones: porque su sistema inmunitario es inmaduro y porque sus bronquiolos son muy estrechos, de forma que al inflamarse y estrecharse aún más, no dejan que pase el aire. A partir de los 2 años es mucho menos frecuente que un niño presente una bronquitis causada por este virus. Son grupos de especial riesgo, por la incidencia y las posibles consecuencias, los bebés nacidos antes de la semana 35 (en esta semana la embarazada empieza a transmitir anticuerpos al niño), los que tienen bajas las defensas inmunitarias por cualquier otro motivo y los que presentan cardiopatías congénitas o enfermedades respiratorias crónicas.
  4. ¿Cómo se contagia?
    A través de las secreciones nasales, toses y estornudos de la persona contagiada (a menos de 1,8 metros) y mediante el contacto con sus manos y los objetos que haya tocado. El VRS puede vivir media hora o más en las manos y hasta cinco horas en la ropa, pañuelos, juguetes o mobiliario. Están más expuestos al contagio los bebés que van a la guardería y los que tienen hermanos que van al colegio (y que no se lavan las manos al volver). Los animales no lo contagian.
  5. ¿Cuáles son los síntomas?
    Desde los de un simple catarro de vías altas (habitual en adultos), hasta los de una infección de vías bajas, más frecuente en bebés. En este caso durante días hay sólo síntomas de rinitis (catarro de nariz) y después aparecen los de la bronquitis, bronquiolitis o neumonía: tos constante, fiebre baja, cansancio en las tomas y dificultades respiratorias (pitos en el pecho, respiración rápida y superficial...). Si le cuesta tanto respirar que se le hunde la piel entre las costillas o el abdomen bajo las costillas, o tiene aleteo nasal, o cianosis (coloración azulada en los labios o uñas por falta de oxígeno), hay que llevarle a urgencias.
  6. ¿Cuánto dura la infección?
    La incubación del virus, previa a la enfermedad, puede durar entre 2 y 7 días. Comienza como un resfriado (mucosidad, estornudos, tos de garganta, ligera fiebre) y a partir del cuarto día se extiende a los bronquios, con los síntomas descritos. La fase de bronquitis se suele alargar entre 5 y 7 días, aunque a veces la tos persiste durante una o dos semanas más.
  7. ¿Qué tratamiento hay que seguir?
    En casos leves, aliviar los síntomas. Conviene mantener las vías respiratorias despejadas con un aspirador nasal y suero fisiológico, fraccionar las comidas (si toma un biberón de 120 cc cada cuatro horas, es mejor que le des dos de 60 cc cada dos horas) y poner el cabecero de la cuna más elevado para que le ayude a respirar mejor. En casos graves (los que se tratan en el hospital) habrá que administrar oxígeno, aire humidificado, líquido intravenoso o ciertos medicamentos en algunos casos, como broncodilatadores (útiles en el 20% de estos niños).
  8. ¿Se puede prevenir el contagio?
    La prevención es fundamental en menores de 6 meses. La medida más eficaz es lavarse las manos, especialmente antes de tocar al bebé, y alejarle de quienes estén resfriados (si son los padres, deben usar mascarilla) y de los objetos que hayan tocado (pañuelos, juguetes de otros niños...). En algunos casos el pediatra recomienda no llevar al niño a la guardería. Un factor agravante es que la madre haya fumado en el embarazo o que en el hogar se fume, ya que los bronquios de estos bebés están mucho más sensibilizados. Y un factor preventivo es la lactancia materna, porque refuerza el sistema inmunitario. No existe vacuna contra el virus VRS, pero sí un tratamiento hospitalario (inyecciones de un anticuerpo monoclonal) para incrementar las defensas frente al VRS en los prematuros que tienen un mayor riesgo.
  9. ¿Es la principal causa de bronquitis en niños?
    El VRS es la causa más frecuente de bronquitis y neumonías en niños (60-70%), pero éstas también se producen por otros virus, como el de la gripe. El virus parainfluenza, el metaneumovirus, el bocavirus, el rinovirus y el adenovirus también causan catarros de vías altas que pueden bajar a los bronquios.
  10. ¿Puede dejar secuelas?
    Casi la mitad de los niños que han padecido en su primer año una bronquiolitis, bronquitis o neumonía por el “virus de los bebés” sufren en el siguiente año bronquitis recurrentes. Puede ser una secuela directa del virus o que el niño ya estaba más predispuesto a enfermar debido a su sistema inmunológico. O ambas cosas. Estas bronquitis suelen desaparecer a partir de los 3 años. Pero no siempre. Y aunque el VRS no causa asma atópica (alérgica), las bronquitis repetidas sí pueden derivar en asma no atópica. También hay que tener presente que este virus no deja inmune e incluso se puede coger dos veces en una misma temporada.
    Publicidad - Sigue leyendo debajo

    Publicidad - Sigue leyendo debajo