Dentición

La dentición es el proceso por el que todos los bebés han de pasar cuando salen los primeros dientes. Conviene saber algunas cosas para prevenir la malformación.

  1. ¿Cuándo brotan los dientes?
    La dentición es un proceso por el que pasan todos los bebés. Y por las molestias que provoca a muchos de ellos, conviene saber qué hacer para aliviarles. Los dientes pueden empezar a brotar en cualquier momento comprendido entre los 4 meses y los 18 meses, y suele quedar completada la primera dentición o dientes de leche entre los 20 y los 30 meses. Estos plazos dependen de factores genéticos y ambientales, como el tipo de alimentación recibida, ritmo de crecimiento, etc.
  2. ¿Por qué algunos niños nacen ya con dientes?
    Éste es un proceso raro que afecta a uno de cada 20.000 recién nacidos. En algunos casos estos dientes no tienen raíz, se mueven y suelen caerse solos o hay que retirarlos. No son dientes de leche y no afectan al diente de leche que saldrá después. En otras ocasiones sí son dientes de leche y se caerán en su momento, igual que el resto de los provisionales.
  3. ¿El proceso de la dentición es igual en los prematuros?
    No. La erupción de los dientes de leche suele ser más tardía en ellos, pero una vez que los niños equilibran su desarrollo, el cambio de los dientes provisionales por los definitivos suele producirse a la edad normal (6-7 años).
  4. ¿Y si tiene 18 meses y no le salen?
    Cuando el retraso en la dentición es notable y no se trata de un niño prematuro, ni hay antecedentes familiares similares, el pediatra estudiará si la erupción tardía está relacionada con enfermedades como hipotiroidismo, hipopituitarismo, carencia de vitamina D, etc. El síndrome de Down también conlleva el retraso en la aparición dental.
  5. ¿Cuántos tienen que salir?
    La primera dentición está formada por 20 piezas. La definitiva, que reemplaza a los dientes de leche a medida que se caen, está formada por 32. Aunque hay quien tiene una o varias de más (supernumerarios) o de menos (agenesia). Los primeros en salir suelen ser los incisivos inferiores y/o los superiores. Después los que están al lado, los molares y los caninos. El orden varía.
  6. ¿La dentición provoca fiebre?
    A algunos bebés el brote de los dientes no les causa ningún trastorno, pero a otros sí les ocasiona dolor, babeo acusado que provoca laceraciones de la barbilla, cacas sueltas, ligero aumento de la temperatura... Pero la dentición no provoca fiebre elevada. Si ésta aparece, debe valorarlo el pediatra. Puede ser una infección que coincide con la dentición.
  7. ¿Cómo le alivio?
    Dale objetos duros, como su cuchara, o con superficies rugosas, como los mordedores, para que le raspen la zona dolorida. El frío mitiga el dolor, mete su mordedor en la nevera (NUNCA en el congelador, porque le quemaría la encía). Dale paracetamol o ibuprofeno a las dosis indicadas por el pediatra. Ponle en la encía un gel frío a base de glicirrizato dipotásico (en farmacia). Cámbiale con frecuencia el pañal y protégele la zona con una crema específica, porque la orina se acidifica y la presencia de babas en las heces le irritará el culito.
  8. ¿El chupete perjudica a la dentición?
    No. Y morder la tetina, el aro o la base le puede aliviar muchísimo. Cuando empiecen a brotar las puntas de los dientes hay que cambiar los chupetes de silicona por los de látex, ya que los primeros se rompen con facilidad, y habrá que revisar a diario el chupete por si hay trozos que se desprendan al morderlo. En cualquier caso, a partir de los 12 meses hay que limitar el uso del chupete, del biberón... y del dedito.
  9. Que mastique o no ¿influye en la salida de los dientes?
    Sí. El contacto con purés menos pasados, pequeños alimentos sólidos, nuevas texturas, etc., favorece el proceso de masticación, y esto favorece la dentición y el buen desarrollo del maxilar. En cambio, succionar el biberón o paladear para tragar las papillas son movimientos que no estimulan la aparición dental.
  10. ¿Puede tener caries un bebé? ¿Debemos limpiar sus primeros dientes?
    Sí, sí puede. No añadas azúcar a sus alimentos ni pruebes tú su comida, ya que la caries está provocada por bacterias que se contagian con facilidad. Limpia sus encías y sus primeros dientes tras cada toma, con agua y una gasa estéril.

    Publicidad - Sigue leyendo debajo
    Publicidad - Sigue leyendo debajo