Cistitis

La cistitis es más común entre las niñas pero tiene fácil tratamiento. Conoce sus síntomas y cómo prevernila.

  1. ¿Qué es la cistitis?
    Es una infección urinaria bastante habitual, que afecta mucho más a las niñas que a los niños y tiene fácil prevención y tratamiento.
  2. ¿Cuáles son sus síntomas?
    Dolor o escozor al hacer pis, sensación permanente de ganas de orinar, aumento de la frecuencia miccional (aunque en el momento de la expulsión apenas se emiten unas gotas). En los bebés, los pañales salen menos mojados y, en ocasiones, con rastros de sangre. Puede haber también un ligero aumento de la temperatura.
  3. ¿Llevo al niño al médico?
    Sí. Si tu hija o hijo ya habla, te dirá lo que le ocurre. Si es un bebé y tiene un llanto no justificado, pañales manchados de rosa, falta de apetito o vómitos en "escopeta" (horizontales), debes llevarle al pediatra porque son síntomas de infección urinaria y probablemente se tratará de una cistitis.
  4. ¿Por qué es más común la cistitis en niñas que en niños?
    Este problema afecta mucho más a las niñas que a los niños, en una proporción de 10/1 (salvo en los lactantes, en los que esta proporción es de 2/1). La razón está en que la vía de entrada en el organismo de los gérmenes que ocasionan la cistitis es la uretra, que en las niñas es muy corta. Además, en ellas la proximidad de la zona anal favorece la entrada de microorganismos procedentes de las heces, sobre todo al limpiarse incorrectamente en la etapa de aprendizaje de la higiene corporal. Por último, los toqueteos en el descubrimiento de su sexo son otra causa.
  5. ¿Qué gérmenes la ocasionan?
    La gran mayoría de las cistitis se deben a Escherichia coli, una bacteria que está presente en las heces. Otros causantes son los Streptococos y los Stafilococos, gérmenes que se multiplican en los ambientes húmedos y cálidos. Por esta razón, permanecer con prendas mojadas puestas (bañadores) favorece la colonización.
  6. ¿Por qué hay que darle agua?
    Conviene dar agua al niño con frecuencia para depurar toxinas y diluir la orina. El aumento de la ingestión de líquidos (caldos, infusiones, zumos naturalesÉ) favorece el llenado y vaciado de la vejiga y la expulsión de gérmenes. Es muy positivo aumentar el consumo de verduras, en especial las de propiedades diuréticas, de frutas (cuanta más proporción de agua tengan, mejor), y de batidos de frutas. Y hay que evitar que tome alimentos grasos, más difíciles de depurar.
  7. ¿Cuál es el tratamiento médico?
    La cistitis en niñas se trata con antibióticos. Lo más probable es que el médico realice un cultivo de orina y un antibiograma para elegir el antimicrobiano más indicado para combatir la infección. El tratamiento dura unos 10 días. Si la cistitis no se corrige correctamente, puede repetirse.
  8. ¿Cómo puede prevenirse?
    Manteniendo una correcta higiene de la zona perianal. En el cambio de pañal, la limpieza debe hacerse siempre de delante hacia atrás, nunca al revés, para no favorecer la entrada de gérmenes, y hay que enseñar a la niña a hacerlo así cuando crezca. Además, evita que permanezca con la ropa interior húmeda y que se siente en lugares fríos.
  9. ¿Hay situaciones que predisponen a tener cistitis con frecuencia?
    Sí, hay algunas, como el embarazo (por la presión del útero sobre la vejiga), el estreñimiento (se acumulan bacterias inofensivas para el intestino, pero que pueden infectar el aparato urinario si llegan a él), tomar antibióticos que reducen la flora vaginal, cambian el pH de la zona y favorecen las infecciones, y beber pocos líquidos, lo que reduce la micción y concentra toxinas en la orina.
  10. ¿La cistitis es hereditaria?
    La enfermedad no se hereda, aunque sí está relacionada con malformaciones de las vías urinarias y con el reflujo vesico-ureteral. Aparece por circunstancias personales y ambientales, y por su predisposición natural, es más probable que la padezcan las mujeres de la familia que los varones.

    Publicidad - Sigue leyendo debajo
    Publicidad - Sigue leyendo debajo