Dormitorio con decoración de IKEA
Cortesía de IKEA

En una sociedad como la nuestra, donde imperan las prisas y el estrés, no es de extrañar que el momento de irse a la cama sea más un tormento que un placer. Algo que no solo tiene consecuencias en el ánimo o el humor, sino también en el cuerpo a nivel físico. Así que... en lugar de abonarte al Valium o a la desesperación, ¿por qué no nos das la oportunidad de ayudarte a conseguir el relax que necesitas, valiéndote de algo tan sencillo como la decoración? Notarás los resultados, ¡prometido!

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Alíate con el orden
Cortesía de IKEA

''Ordena tu casa, y ordenarás tu vida''. Una frase que no podría ser más acertada en cuanto al dormitorio se refiere. Y es que irse a dormir en medio de una leonera, no es algo que favorezca el descanso ni de lejos...

Para ayudarte a mantener la habitación libre de trabas, hazte con una estructura de cama con almacenaje interno como NORDLI (349 €), que te permita aprovechar al máximo el espacio, y acompáñala de una cómoda (169 €) con varios cajones a juego con la estructura para generar armonía visual.

Cuanto más natural, mejor
Cortesía de IKEA

De la misma forma que cuidas tu alimentación con frutas y verduras de origen ecológico, ¿por qué no haces lo mismo con el mobiliario de tu dormitorio? Sentirte en conexión con la naturaleza es una de las claves para descansar mejor.

La mesilla de noche BJÖRKSNÄS (69 €), por ejemplo, está hecha con madera maciza, un material resistente y duradero que, además, conquista por su aspecto fresco y minimalista. Lo mismo ocurre con la cómoda (269 €) de cinco cajones, ideal junto a una cesta de ratán como SNIDAD (24,99 €), donde guardar las mantitas y los plaids de ''por si acaso''.

Apóyate en los textiles
Cortesía de IKEA

Jamás podrás dormir como te mereces si apoyas tu cuerpo sobre unas sábanas ásperas, por no mencionar la importancia que tienen los colores en tu estado de ánimo. Y aprovechando que el verano ya está aquí, es el momento perfecto para apostar por los motivos botánicos de la funda nórdica con dos almohadas ROSENPION (49,99 €), 100% hechas de algodón de 152 hilos. Será como dormir en pleno bosque... 😉

Luces y... ¡relax!
Cortesía de IKEA

¿Qué puede ser más placentero que meterte en la cama entre sábanas limpias y fresquitas, encender la luz de la mesilla, y ponerte a leer tu novela favorita? La verdad es que no se nos ocurre nada.

Pero para ello, será fundamental que tengas una lámpara adecuada como DELAKTIG (89 €), que gracias a su altura regulable te dará total libertad de movimientos, para que tus ojos se mantengan protegidos en todo momento.

A tus pies
Cortesía de IKEA

Sea verano o sea invierno, las alfombras siempre le dan a los dormitorios el toque de calidez que necesitan para propiciar un ambiente que invite al descanso. Lo que sí puedes hacer es jugar con las tonalidades.

Por ejemplo, aprovechando la época estival, opta por colores claros como el de estas alfombras modelo STOENSE (39,99 €) de pelo corto, que combinadas con materiales como la madera o las fibras naturales, y con complementos decorativos como las plantas o las lámparas de papel de arroz SOLLEFTEÅ (7 €), marcarán un antes y un después en tu calidad del sueño.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Publireportajes