La elección del primer colegio: qué hay que tener en cuenta

Ha llegado el momento de elegir el colegio de tu hijo y no sabes por dónde empezar. Es una de las decisiones más importantes que tendrás que tomar en sus primeros meses o años de vida. ¿Necesitas que te orientemos?

Los expertos en psicología infantil recomiendan la escolarización en Educación Infantil –entre los 3 meses y los 3 años–, porque a esa edad los niños tienen un desarrollo más rápido de sus capacidades afectivas y muestran una mayor predisposición a la estimulación.

Hay muchas decisiones que debemos tomar pues de ellas depende el aprendizaje y desarrollo personal del niño. Toma nota de las más importantes.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Ten en cuenta si el ambiente es estimulante y enriquecedor

Los primeros años de vida de un niño son determinantes. Se produce un gran desarrollo físico, neuronal, lingüístico y afectivo que determina su evolución. Es un momento perfecto para potenciar sus capacidades creativas e intelectuales, por ello, debemos tener en cuenta si el equipo de profesionales ofrece una educación individualizada que permita reconocer su potencial y diseñar entornos de aprendizaje que contribuyan al desarrollo integral del niño.

Según Ana Isabel Iglesias, psicopedagoga y coordinadora de Educación Infantil de los Colegios Internacionales SEK, “un centro que cuenta con un gabinete psicopedagógico y de orientación tiene la capacidad de detectar dificultades en el desarrollo evolutivo y en los procesos de aprendizaje para orientar a las familias en la toma de decisiones. Resulta importante que el centro informe periódicamente sobre los aspectos educativos y evolutivos del niño, para intervenir a tiempo, si fuese necesario”. Lo ideal es que el colegio se comprometa a estimular al niño desde sus primeros meses en todas sus áreas de desarrollo, con una educación integral, de forma que atienda a sus necesidades básicas respetando su propia identidad.

El complemento ideal son las Aulas de Padres, donde expertos en nutrición, psicología o pediatría informan a las familias sobre temas de interés general.

Busca una educación integral, no solo académica

El niño de la Escuela Infantil tiene una curiosidad casi ilimitada y una necesidad innata de explorar su entorno. Da prioridad a un colegio que ofrezca un horario flexible con un enfoque global que abarque actividades como inglés, educación musical, arte, psicomotricidad o inteligencia emocional. Es importante que todo ello se ofrezca en un ambiente que respete los ritmos de actividad, juego y descanso de los pequeños.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

“En estas edades, los profesores deben actuar como guías para identificar y garantizar el desarrollo de los alumnos en todos los aspectos de su evolución personal, diseñando espacios de aprendizaje significativos”, indica la experta. Busca un colegio que preste especial atención al desarrollo de los aspectos físicos, sociales, emocionales, éticos y estéticos.

Pon atención a los recursos y materiales utilizados

Cada edad tiene materiales adaptados a las diferentes áreas de conocimiento. Pregunta por los programas especializados para el desarrollo motor, sensorial, de observación y experimentación, orientados a desarrollar capacidades psicomotrices del niño y potenciar la estimulación temprana. Por supuesto, es importante que el colegio ofrezca programas de idiomas, “al menos, media jornada en inglés”.

“Que el niño disponga de materiales y juguetes adaptados ayudará en su proceso madurativo. Para los más pequeños resultará fundamental disponer de juguetes de arrastre y móviles, circuitos, objetos con diferentes pesos, colores y texturas, tabletas interactivas o pizarras digitales táctiles”, explica la experta.

Es importante que las aulas y espacios comunes, patios interiores, exteriores y comedor dispongan de luz natural, de una correcta temperatura y de un espacio suficiente para desarrollar las actividades.

Además, todos los juguetes y materiales del centro han de contar con los certificados de garantía y reunir las normas de calidad y seguridad exigidas.

Su alimentación e higiene, una prioridad

Los niños entre 0 y 3 años presentan unas necesidades cambiantes. Pon especial atención en la variedad de menús y las adaptaciones culinarias en función de la edad, o si tu hijo precisa una comida especial por alergias o intolerancias.

También debes interesarte por la frecuencia de cambios de pañal y las marcas usadas. “Un niño bien atendido estará en condiciones idóneas para seguir un buen proyecto educativo”, advierte Ana Isabel.

La distancia sí importa

En muchas ocasiones, las familias eligen una escuela por proximidad a su casa, y descuidan los aspectos anteriores (proyecto educativo, actividades complementarias, equipo profesional, alimentación…), pero la distancia se puede compensar al elegir un centro con una red de locomoción que incluya sistemas de retención adaptados.

Más información en www.sek.es

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Publireportajes