Claves para ir tranquila y preparada al parto

Para que el embarazo se desarrolle de la forma más tranquila posible establece rutinas que favorezcan una preparación adecuada del parto.

Cuando se toma la decisión de quedarse embarazada y convertirse en madre, es normal que surjan muchas preguntas, dudas y preocupaciones sobre esta etapa y los pasos que se deben seguir para que todo vaya sobre ruedas, sin complicaciones.

Según Arnott Ginecólogos, clínica ginecológica de Oviedo, una de las claves para que el embarazo se desarrolle de la forma más tranquila posible es a través de rutinas que favorezcan tanto a la madre como al futuro bebé a través de una preparación adecuada del parto.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

La Organización Mundial de la Salud, expone las pautas que se deben seguir antes, durante y después del embarazo para preparar este momento.

Buscar información y consejo por parte de especialistas y otras madres

Ante las posibles dudas que nos puedan surgir en este periodo, lo recomendable es buscar información por parte de profesionales, ya sean ginecólogos, matronas, médicos especialistas en maternidad… Una buena idea es buscar consejo en otras mujeres que hayan sido madres, para que te cuenten en primera persona su experiencia, aunque siempre debes tener en cuenta que cada embarazo es distinto y que no todas pasamos por las mismas complicaciones.

Actividades o ejercicios para preparar el parto

Una vez que hayamos resuelto nuestras dudas, es necesario seguir una serie de consejos básicos que nos servirán para preparar nuestro cuerpo de cara al parto, por ejemplo, asistir a cursos especializados que te enseñen a respirar y a relajarte, realizar ejercicios para preparar el suelo pélvico y evitar problemas de incontinencia, realizar el masaje perianal... además, practicar deportes como el yoga o la natación, así como caminar o moverse mucho cambiando de postura, resultan muy beneficiosos para reducir los dolores que anteceden al parto.

Medidas preventivas

En la actualidad, las parejas suelen retrasar el momento de ser padres, ya sea por razones laborales, económicas o personales, arriesgándose a tener menos posibilidades de quedarse embarazados en el momento en el que se lo puedan permitir. En este sentido, es recomendable ser previsores y optar por la vitrificación de óvulos y, sobre todo, solicitar asesoramiento profesional en el momento en el que se desee la maternidad por si fuera necesario iniciar algún tipo de tratamiento.

ADEMÁS... La infertilidad y los métodos de reproducción asistida

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Preparación