Guardar el cordón en un banco privado

Desde 2006 es posible conservar el cordón umbilical en bancos privados. El coste ronda los 2.000 e por 20 años de conservación, tiempo en el que son viables las “células madre” congeladas en nitrógeno líquido.

Hay dos modalidades de conservación: mixta y privada. En la primera se conserva en un banco en España y está sujeto a la ley española (dice que si el sistema público lo necesita debe entregarse). La privada garantiza el uso del cordón para la familia, ya que no se conserva en España.

Cómo se hace

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Es necesario que la maternidad en la que des a luz tenga convenio de colaboración con el banco para recoger el cordón el día del parto (antes de contratar los servicios de una empresa, pregunta en el hospital con qué bancos tienen acuerdo).

“Las clínicas privadas han acelerado el proceso de colaboración con los bancos privados”, indica Eloi Palá, consejero delegado del banco de conservación del cordón umbilical Sevibe Cells.

Para qué se usa

La principal aplicación es el trasplante entre hermanos. Y muchos padres conservan la sangre del cordón por si pudiera curar otras enfermedades en el futuro.

Sea cual sea la opción elegida, es innegable que las “células madre” se han convertido en un don precioso. Y cada vez lo serán más, ya que se investiga su utilidad en el tratamiento de la diabetes, la parálisis cerebral, el ictus, la artritis reumatoide...

Según el doctor Herráiz, “se usarán en el futuro para muchas enfermedades. La década que viene será la década de las células madre”.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Preparación