Guardar el cordón

Si no quieres que en el parto se deseche el cordón umbilical de tu hijo, puedes elegir entre la donación o la conservación para uso privado en algún banco autorizado.

La sangre del cordón umbilical es muy rica en “células madre”, que debido a su capacidad para renovar las células sanguíneas suelen usarse en el tratamiento de enfermedades de la sangre y la médula ósea.

Además, se está investigando la posibilidad de que en un futuro estas “células madre” sirvan también para regenerar los tejidos.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Por eso actualmente existe un interés creciente de los padres por conservar el cordón umbilical de sus hijos, aunque conviene saber que hoy en día las posibilidades de que el niño utilice su propio cordón (trasplante autólogo) son muy bajas.

La razón es que en la infancia, la mayoría de las indicaciones de trasplante se deben a enfermedades con una base genética o congénita y, por tanto, pueden estar presentes en las células del cordón (en estos casos se suelen emplear células de un donante compatible).

Sin embargo, sí puede ser una buena opción conservarlo para tratar enfermedades en familiares (sobre todo en hermanos), ya que en estos casos la compatibilidad es alta.

De cualquier modo, si optas por guardar el cordón umbilical, ten en cuenta que existen dos opciones: la donación pública o guardarlo en un banco privado.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Preparación