Plan de parto, planifica cómo quieres dar a luz

Si todo va bien, tú deberías poder decidir desde el primer momento cómo quieres que nazca tu hijo, sin dolor o con él; limitando visitas; si lo quieres pegado a ti nada más nacer... Sólo tienes que planificarlo.

plan de parto
Getty Images

El parto lo debe decidir cada madre; algunas pensarán en su confort, otras en salud, la mayoría en lo que creen mejor para su bebé. Sí hay que tener en cuenta algunas premisas, como pensar en aquello que hace a la madre estar más segura; seguir clases preparto; tener otras opciones por si la elegida falla; solucionar todas las dudas que tengan los padres y, sobre todo, dejar decidir a la madre de cómo quiere dar a luz. El propio Ministerio de Sanidad ha implementado en España un documento que se puede descargar desde su página oficial con el que las madres pueden expresar sus peticiones en relación con la atención que desean recibir desde el primer momento. De este modo se evita comprometer la voluntad de la madre en el alumbramiento, en que tiene que estar concentrada en que su hijo nazca bien y en pasar el momento de la manera más feliz posible. Planear el parto implica que los profesionales de la maternidad y las madres intercambien información útil. No está indicado en ningún caso para que se sustituya por información útil en un embarazo. En general, existen tres tipos de parto a planificar, que en España van en aumento en cuanto a demanda.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Parto activo

Se anima a las mujeres a llevar el control sobre su propio cuerpo. En lugar de permanecer tumbadas sobre su espalda, las madres alumbran en postura libre. Algunas preferirán un postura más vertical, quizá flexionando las rodillas o permaneciendo en cuclillas.

Beneficios: El parto es un proceso más sencillo, efectivo y menos doloroso. De esta manera, la madre se puede aprovechar de la fuerza de la gravedad y su pelvis permite la salida del bebé de forma más cómoda para él. Está en vigor en algunos centros de la Seguridad Social.

Para quién: Para cualquier mujer que quiera vivir su parto con intensidad de sensaciones y emociones, sobre todo si no quiere epidural.

Hipnoparto

Ayuda a encontrar calma y relax y convierte el parto en algo muy íntimo. Es una forma de autohipnosis que provoca un estado físico y mental de mucha relajación.

Beneficios: Aplica modos de relajación y enseña posturas que hacen estar a la madre más concentrada y relativizar el dolor.

Para quién: Esta técnica puede personalizarse en cada caso. Es muy conveniente empezar a practicarlo durante el embarazo, a través de técnicas de meditación, concentración... Incluso las madres que quieren la epidural, pueden optar a él. Tienes más información en Sociedad Internacional de Hipnosis Clínica: 963 444 545.

Parto en el agua

Algunas madres se preparan en el agua para tener a sus hijos y otras los tienen en ese medio.

Beneficios: Las contracciones se sienten menos.

Para quién: Mujeres que sienten el agua como un medio de alivio contra el dolor alternativo a la epidural. El parto en el agua no es posible con analgesia epidural ni con ciertos factores de riesgo que habrá que valorar en cada caso.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Preparación