Romper aguas

ROMPER AGUAS

Después de estos preliminares, te pondrás realmente de parto cuando se rompan las membranas amnióticas y aparezcan las auténticas contracciones.

Romper aguas significa que se ha roto la bolsa que contiene el líquido amniótico en el que vivía tu bebé.

Te notarás empapada, de golpe o poco a poco. Observa el color del líquido.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Si es transparente, todo va bien, así que prepárate y acude a la maternidad.

Pero si el líquido es oscuro o rompes aguas antes de salir de cuentas, ve a urgencias.

Si todo transcurre con normalidad pero el parto no se inicia por sí solo en las siguientes 24 horas, es probable que te administren oxitocina para provocar las contracciones uterinas.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Preparación