¿Cirugía plástica en el postparto?

Cada vez son más las mujeres que acuden a un cirujano plástico en busca de la solución que les permita recuperar su figura.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Tendencia en alza

En los últimos dos años, los profesionales del sector hemos detectado un aumento del 20% de mujeres que han sido madre hace poco y que acuden a la consulta de un cirujano plástico en busca de una solución para recuperar su figura. Una de las razones de este incremento puede ser que la madre actual, después de dar a luz, no se conforma ni acepta las huellas de la maternidad y, con el objetivo de sentirse mejor consigo misma y a corto plazo, decide contar con la ayuda de la cirugía plástica.

Otra puede ser que, por nuestro entorno socio-económico, cada vez se tienen los hijos más tarde. La mujer aprovecha el postparto para solucionar ciertos problemas estéticos derivados del mismo. Y también, debido a esa edad más madura, para realizar actualizaciones que antes no se hacían, porque las madres eran más jóvenes.
Un factor que favorece no sólo el incremento de mujeres que acuden a la consulta sino también la cantidad de tratamientos que desean realizar.

Las intervenciones más solicitadas

A día de hoy, las intervenciones más demandadas por la madre reciente son: la mastopexia o lifting de mamas, la abdominoplastia, en la que destaca la mini abdominoplastia para la corrección de la cicatriz que ha dejado una cesárea; la liposucción de los depósitos de grasa que se pueden haber acumulado tras la inactividad y el aumento ponderal debido al embarazo.

Entre todos los tratamientos, la mastopexia representa el 65% de los tratamientos post embarazo más practicados y en concreto la técnica que utiliza grasa de la propia paciente, ya que permite un resultado más natural, sin cicatriz, indoloro y que no genera problemas derivados de los implantes.

Por su lado, la abdominoplastia permite recuperar una de las zonas más afectadas por el embarazo. Además de la corrección de una cesárea, se lleva a cabo una reparación de posibles hernias así como la reparación de la separación de la musculatura del abdomen (todo ello debido a la ‘búsqueda’ del espacio del feto dentro del vientre de la madre). También aprovechamos para eliminar la cicatriz interna generada así como el tejido cutáneo y grasa de la parte baja del abdomen.

La primera consulta

Durante la primera consulta es importante que cada mujer pueda hacer todas las preguntas que considere oportunas y no quedarse con ninguna duda. Como cirujano plástico, por lo general, puedo decir que las pacientes siempre acuden muy motivadas. En general, son personas que tienen edad para entender bien los procedimientos y protocolos de recuperación y, a la vez, están muy motivadas por su nueva faceta como madres.

Es muy común que soliciten una primera consulta poco tiempo después del parto (ya que suelen tener prisa para recuperar y mejorar física, estética y psicológicamente). Sin embargo es importante explicar los tiempos que el cuerpo necesita para recuperarse tras el parto. Es vital mantener la calma y atender a todos los requisitos que supone una intervención tras el parto.

Requisitos básicos previos

Como especialista en este tipo de tratamientos, es imprescindible informar a las pacientes de los requisitos para llevar a cabo este tipo de intervenciones. Es muy importante recalcar que como mínimo deben pasar 6 meses tras el parto y/o 6 meses tras la lactancia.

Pero no es el único requisito que estas personas deben tener presente. Esta cirugía requiere una fase de recuperación obligatoria y por lo tanto un reposo mínimo de 10 días tras la operación. En este sentido, es de suma importancia organizar la agenda de la madre. Además, muchas veces es importante hacer un reset después de la cirugía y empezar a cuidarse: dieta, ejercicios, etc. Como cirujanos debemos ser responsables con cada tratamiento y ofrecer un asesoramiento adecuado en todo el proceso.

Entre las dudas más frecuentes...

Aunque cada mujer puede tener sus dudas particulares, hay tres cuestiones que suelen aparecer con mucha frecuencia entre las madres que se van a someter a cirugía plástica:

- ¿Un aumento de mamas puede afectar a la lactancia? Si el implante se coloca a través de la glándula mamaria, definitivamente sí puede. Por eso siempre pregunto la importancia de una futura lactancia para la madre. Existen otras vías para colocar el implante y no tocar la glándula, como son la vía axilar y la submamaria que utilizamos mucho.
- ¿Cuánto tiempo hay que esperar tras el parto para someterse a un tratamiento de este tipo? El tiempo mínimo son 6 meses.
- ¿Es recomendable hacerse cualquier tipo de  cirugía plástica postparto si tengo previsto volver a quedarme embarazada? La respuesta es no. No recomiendo, personalmente, ninguna cirugía abdominal o mamaria si la mujer tienen pensado volver a quedarse embarazada en los próximos 5 años. En estos casos actuamos con dieta, ejercicio, ayuda psicológica, coaching, etc. Se pueden hacer pequeñas cirugías o tratamientos de medicina estética para que la paciente se sienta bien. Pero habrá que esperar a finalizar el siguiente embarazo para ponernos en marcha con la cirugía plástica.

En las mejores manos

Actualmente, España es un país pionero en nuevos tratamientos de cirugía plástica y estética con excelentes mejoras en cuanto a los resultados y el post operatorio. Este hecho favorece que cada vez sean más las mujeres que tras un embarazo deciden ponerse en manos de un cirujano plástico profesional.

Es muy importante acudir a un experto que informe de todos los riesgos y requisitos de una intervención de este tipo, porque sólo de esta manera se podrán obtener los resultados deseados.
www.drgarcia-paricio.com

Publicidad - Sigue leyendo debajo