Recupérate bien de la cesárea

A veces es necesario que el bebé nazca mediante cesárea. Descubre cómo será tu recuperación en este caso, tanto en el hospital como en tu hogar.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Durante los días en el hospital

Si tu hijo ha llegado al mundo por cesárea, probablemente te quedes en el hospital unos días tras el nacimiento. Aprovecha para estrechar lazos con tu bebé, descansar y asesorarte.

Caminar y comer bien

Las nuevas recomendaciones aconsejan no separar en ningún momento al recién nacido de su madre incluso en cesáreas, donde ambos permanecen unidos si las condiciones materno fetales son óptimas, fomentando el contacto precoz piel con piel y el inicio de la lactancia.

El nacimiento por cesárea sí permite dar el pecho al bebé. Al amamantar busca las posiciones que te resulten más cómodas, como acostada de lado o sentada con una almohada que acolche la incisión.

Durante tu estancia en el hospital, los profesionales sanitarios cuidarán de tu salud y recibirás el apoyo que necesitas. Además, te animarán a que te incorpores cuanto antes y realices cortos paseos por tu habitación, para estimular la circulación y la evacuación, lo que promueve tu pronta recuperación y progresivo bienestar. En lo que respecta a la alimentación, trata de comer alimentos de fácil digestión y ricos en fibra, como ensaladas y frutas.

Déjate aconsejar por tu matrona o ginecólogo respecto a los cuidados de la incisión, que pasan por lavarla con agua y jabón neutro, secarla minuciosamente a “toquecitos” y dejarla al aire el máximo tiempo posible para su pronta cicatrización.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Cuando ya estéis en casa

Una vez dada de alta en el hospital, tu ginecólogo te citará para la revisión de la herida a los 10 o 12 días después de la cesárea. En ese tiempo debes vigilar cómo evoluciona la herida, si se inflama, se enrojece o duele al contacto; si se abre algún borde, si supura o tiene algún tipo de secreción o sangrado. Ante cualquiera de estos síntomas no dudes en acudir antes de la cita a consulta.

Ayuda y comunicación

Una vez que llegues a casa, es bueno mantener un nivel de actividad leve. Trata de evitar levantar mucho peso y dormir todo lo que el nuevo bebé te permita. Es bueno aceptar toda la ayuda que puedas necesitar; cuanto más descanses durante el período inicial, antes se sentirás mejor.

Además, ten presente que tras una cesárea, la comunicación con tus personas cercanas favorecerá tu adaptación emocional. En este sentido, tu pareja es una fuente de gran apoyo, participando en la higiene del bebé y en la adecuación de su descanso.

Por último, si estás pensando en tener otro bebé, recuerda que es bueno esperar al menos 18 meses, lo cual te dará el tiempo suficiente para poder disfrutar plenamente del que acaba de nacer. ¡Mucho ánimo!

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo