Cómo vestirse después del parto

Te horroriza seguir llevando la ropa del final del embarazo, pero tampoco te queda bien la de antes de la gestación. Busca el estilo que te va ahora.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Opta por tejidos con mucha caída...

Como gasa, viscosa, algodón orgánico, gazar de seda, crepé o punto de algodón, que se adaptan al cuerpo pero no forman frunces, pliegues marcados ni bolsas en el pecho o la tripa. El lino y la seda natural son muy agradables, pero requieren cuidados muy específicos. Y los tejidos con un alto porcentaje de fibras o elastán no favorecen la transpiración y tienden a retener olores.

Un consejo: En estos meses no necesitas tarea extra: opta por prendas que lleven tencel, una fibra natural que evita las arrugas, o tratadas con el sistema Non-iron, que incorporan unas resinas vegetales que repelen el agua y no precisan plancha.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Cuida tu ropa interior

Debe priorizar la funcionalidad. Las  braguitas, de algodón, que permiten la transpiración. Los modelos de talle alto (ahora los hay muy favorecedores) te dan seguridad en la barriga, una zona que ha perdido musculatura. “En cierto modo sustituyen a la faja postparto y yo las prefiero porque con la faja la musculatura no trabaja lo necesario”, dice Carme Roig, comadrona del Hospital Arnau de Vilanova, de Lleida.
Si das el pecho, elige un sujetador de lactancia (permite abrir sólo la parte de la copa), de algodón y sin aro, para evitar presión en el pecho.

Un consejo: Necesitarás un sostén de una talla mayor a la tuya, pero asegúrate de que sujeta bien la zona.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
...y cortes favorecedores

Conoces tu cuerpo y sabes qué prendas te sientan bien, pero en estos meses quizá tengas que adaptar un poco tu estilo. Nada de entallados, mejor cortes rectos, evasé, trapecio o tipo túnica. Preferible dos piezas, para que la parte de arriba pase por encima de la tripa y le reste protagonismo. Busca disimuladores ópticos como un foulard cuyos bordes caigan sobre el vientre, un chaleco de crochet sobre camiseta de color o piezas superpuestas de distintos largos.

Un consejo: Opta por prendas que te favorezcan, pero fáciles de usar. Olvida cremalleras complicadas o botones en la espalda. Prueba las camisetas de lactancia, que permiten destapar sólo la parte del seno para dar de mamar.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Busca tendencias

Esta temporada estás de suerte, porque las tendencias juegan a tu favor: se llevan los ponchos, los abrigos-capa y los oversize coat, que disimulan cualquier kilo de más. Y las prendas de estilo kimono, muy envolventes, los chaquetones de estilo navy y las prendas con cuello smoquin, que dulcifican las formas (con el corte recto).
En colores arrasa la combinación negro y blanco (jaspeado, bouclé, cuadros finos), el azul cobalto, los tonos tierra y el caqui. Y en estampados, el estilo folk y los de naturaleza (mariposas, flores).
Otra tendencia: el look lady, con reminiscencias de los años cincuenta. El largo midi te va muy bien y la silueta evasé es perfecta para difuminar curvas.

Un consejo: En la parte de abajo sigue la estética minimalista: ni frunces, ni gomas, ni pliegues, ni faldas abullonadas. Mejor cinturas rectas, faldas de poco vuelo, vaqueros rectos o ligeramente bootcut. De momento, olvida los leggings.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Elige bien los colores

Los tonos oscuros, como el negro, el marengo o el índigo, ayudan a estilizar la silueta, siempre que sea total look y lleves un solo color. Si prefieres tonos más alegres, utilízalos en camisas y jerseys, deja los oscuros para la parte de abajo. En cuanto a los estampados y rayas, ten en cuenta una regla básica: los motivos verticales estilizan la figura y los cuadros o las franjas anchas en horizontal producen el efecto óptico contrario.

Un consejo: Si llevas estampados, elígelos de dibujos pequeños y sólo para las prendas de arriba. Un zapato de color discreto, de corte salón, aun con poco tacón, además de mejorar el look estiliza la pierna y la figura.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo