Cómo autoexplorar tu pecho correctamente

Dedica cinco minutos al mes a realizar la autoexploración mamaria. Hazlo todos los meses, el mismo día y a la misma hora. Es clave para detectar el cáncer de mama a tiempo.

cómo hacer una autoexploración de mama
Getty Images

La prevención es la mejor arma contra cualquier tipo de cáncer, pero en el caso del de mama, está en tus manos evitar males mayores si realizas una autoexploración de tus pechos. Si lo haces correctamente, no te llevará más de unos minutos al mes. ¿De verdad todavía no lo haces? Apunta cómo hacerlo correctamente.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Primer paso

Desnúdate de cintura para arriba y colócate de pie frente al espejo, con los brazos levantados por encima de la cabeza. Une las manos a la altura de la nuca y haz fuerza hacia atrás para tensar los músculos. Revisa tus pechos y busca pliegues, hoyuelos o bultos en la piel, o cambios en el tamaño, la forma o la simetría. Recuerda que la piel debe ser lisa, sin zonas rugosas y el borde inferior del pecho debe tener un contorno regular. Mira si existe alguna diferencia entre ambas axilas.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Segundo paso

Con los brazos a ambos lados del cuerpo, observa de cerca los pezones y las areolas y comprueba que no existen costras, heridas y que no están retraídos ni han cambiado de forma o tamaño. Aprieta ligeramente el pezón para verificar que no segrega líquido.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Tercer paso

Tumbada boca arriba, divide el pecho en ocho partes y pálpalas una por una, del exterior al interior.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Cuarto paso

Colócate una almohada debajo del hombro y levanta el brazo.

Realiza una palpación en espiral, empezando desde la base del pecho y ascendiendo hacia el pezón. Mueve los dedos en círculos concéntricos tomando como centro el pezón.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Quinto paso

Divide el pecho en ocho bandas verticales y recorre estas bandas con las puntas de los dedos, palpando de arriba a abajo y de abajo a arriba.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Sexto paso

Explora la axila, el hueco de la clavícula y la base del cuello para detectar si existen bultos o engrosamiento del tejido.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo