Las mujeres necesitan un año para recuperarse del embarazo

Una mujer necesita mucho más de 40 días para recuperarse del parto. De hecho este periodo puede prolongarse hasta un año o más.

image
D.R.

Estamos acostumbradas a ver a mujeres famosas presumir de cuerpazos en sus redes sociales pocos días después de dar a luz. Sin embargo, cuando nos toca a nosotras tardamos bastante más de unos días en recuperar nuestro cuerpo. Y es que se dice que las mujeres necesitan 40 días para recuperarse del parto, el llamado periodo de cuarentena, pero quienes hemos sido madres, sabemos que esta afirmación está muy lejos de la realidad. Durante los meses posteriores al parto, nuestra tripa está hinchada, nuestro pelo graso, nuestras hormonas alborotadas y podemos tardar hasta un año o más en volver a ser quiénes éramos antes de esta maravillosa experiencia.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Hay mujeres que creen que al salir del hospital ya habrán recuperado su vientre plano. Sin embargo, la realidad es otra: cuando sales del hospital el abdomen está prácticamente igual que cuando llevábamos a nuestro bebé dentro. Además, al estar debilitados los ligamentos y los músculos del suelo pélvico, la vejiga, el intestino delgado, la uretra, la vagina y el recto tienden a caer. Por ello, los expertos aseguran que es muy importante estar en buena forma física antes del embarazo, durante, en el momento del parto y después de dar a luz. Por ejemplo, en el caso de haber ejercitado nuestro suelo pélvico durante el embarazo, nos podremos ahorrar problemas como la incontinencia, así como disfrutar de las relaciones sexuales después de la cuarentena.

Tras haber pasado estos 40 días, es cierto que algunas partes de nuestro cuerpo empiezan a recuperar su forma, sin embargo, la transformación tan solo acaba de comenzar y seguiremos sufriendo pérdidas de sangre, hemorroides, fatiga... Además, el estado endocrinológico y nutricional de las mujeres lactantes es muy diferente al tenían antes y durante el embarazo y no vuelve a ser el mismo hasta unos 6 meses después de acabar con el periodo de lactancia. Por no hablar de que los cambios hormonales seguirán afectando a nuestras emociones y estaremos, como hemos estado durante el embarazo, bastante más susceptibles de lo normal: irritables, tristes, cansadas y sin apetito… Si estos síntomas se mantienen en el tiempo pueden incluso derivar en una depresión postparto. De hecho, según datos de la Organización Mundial de la Salud, 1 de cada 6 mujeres padece este trastorno.

Por otra parte, la baja de maternidad en nuestro país es de 16 semanas, cuatro meses durante los que la mujer ha de recuperarse física y psicológicamente, conocer a su hijo, y recomponerse y adaptarse los nuevos hábitos derivados de la maternidad y de la lactancia, entre los cuales podemos destacar dormir poco (las que tienen suerte) o nada. Por lo que, cuando nos incorporamos al trabajo, estamos casi peor que cuando nos fuimos.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Una baja más prolongada favorecería una mejor incorporación por parte de la mujer a su trabajo, además de ser beneficioso para su recuperación y para el bebé. En el caso de los hombres, actualmente disponen de 5 semanas voluntarias e intransferibles, aunque podrían llegar a disponer de 8 en 2019.

Publicidad - Sigue leyendo debajo