¿Cómo volver a lucir pecho tras el parto?

Después de dar a luz pueden pasar dos cosas: que tu pecho esté mejor que nunca o que haya perdido lustre. En el segundo caso la cirugía puede ayudarte.

El pecho sufre un cambio muy fuerte durante el embarazo y el postparto. Y tras dar a luz (después de la lactancia) la bajada hormonal va adaptándose poco a poco a su forma y tamaño anterior al embarazo. Pero muchas mujeres descubren con sorpresa que ya no vuelve a ser el que era. Es común que pierda firmeza volumen o que aparezcan estrías.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

La cirugía puede ayudarte a lucir un pecho con el que te sientas a gusto. Si te convence esta idea, la Clínica Opción Médica te indica las soluciones más óptimas:

* Aumento de mamas: la mejor opción para la pérdida de masa glandular y para alteraciones de la forma de los senos.

* Elevación de mamas: su nombre técnico es Mastopexia. Corrige la caída del pecho que puede originar la pérdida abrupta de volumen. Además de "colocarlo" donde estaba antes, si se precisa se puede aumentar el volumen con un implante mamario.

¿Y si no te decides a pasar por quirófano?

Hay más opciones, aunque los resultados no serán tan óptimos...

* Si tu pecho ha quedado caído: mantén la zona hidratada (mejor desde el embarazo) y así evitarás que los músculos se distiendas. Utiliza un sujetador siempre de tu talla y evita las posturas que te hagan estar encorvada. Ejercicios isométricos en los que intervengan los pectorales te vendrán genial, así como practicar natación.

* Si aparecen las estrías: Lo mejor es prevenirlas durante el embarazo con cremas específicas. Si aun así las tienes tras el parto, sigue utilizando estas cremas y las líneas probablemente no desaparezcan, pero sí mejorará su aspecto.

* Mamas asimétricas: Los bebés suelen mamar más de un pecho que de otro. Intenta proporcionarle al bebé en mayor medida el pecho más pequeño. Ya es decisión del bebé aceptarlo o no...

Publicidad - Sigue leyendo debajo