Así desayunamos los españoles hoy en día

Sorpresa, preferimos que nuestro desayuno sea sabroso... a que sea saludable.

Sabemos que el desayuno es una de las comidas más importantes del día, que tiene que aportarnos energía para enfrentarnos a la mañana de trabajo o de colegio y que cuanto más variado, equilibrado y reposado sea, muchísimo mejor.

Hasta aquí la teoría, pero ¿qué hay de la práctica? La firma Kaiku también se ha hecho esta pregunta y ha realizado un estudio. Algunos de sus resultados son muy curiosos.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Nuestro desayuno ideal... y el real

El 40% de los entrevistados en esta investigación afirman realizar a diario un desayuno completo (café o té con leche, fruta y tostadas) con la idea de no picar entre horas (los niños sí necesitarán un tentempié a media mañana). El 33% toman leche con galletas o cereales, el 23% sólo café o té y el 4% acompañan estas bebidas de embutidos y huevos, al más puro estilo británico.
En cuanto a las preferencias, la mitad de los encuestados piden a su desayuno ideal que tenga un gran sabor, mientras que el 45% prefieren que sea saludable. Aun así, esta última es una tendencia al alza y aumenta el consumo de alimentos ligeros y digestivos, así como de los listos para consumir.
Por otro lado, aunque la mayoría todavía desayunamos con cierta calma y sentados, cada vez más personas lo hacen de pie y en movimiento. Ya el 10% desayunan en el trabajo o en el transporte que los lleva hasta él. ¿Y en cuánto tiempo? El 62%, en 5 o 10 minutos, y un 17% aún en menos.

Dieta Mediterránea ¡Sí al cacao!

Acaba de celebrarse en Barcelona el XI Congreso Internacional de la Dieta Mediterránea. Los beneficios de este modelo de alimentación siguen estando comprobados, por lo que se recomienda practicarla.
Un nuevo invitado
Sin embargo, en el XI Congreso hay una nueva recomendación muy interesante: a pesar de que el cacao no es un alimento propio de la dieta mediterránea, los expertos animan a incorporarlo. Como explica el doctor Ramón Esturch, presidente del Congreso, “entre los compuestos naturales que contiene destacan los polifenoles, que ejercen interesantes efectos antioxidantes y antiinflamatorios sobre el sistema cardiovascular”.
El cacao podría reducir también la presión arterial, mejorar la función vascular y reducir la resistencia a la insulina. Y en principio está recomendado para todas las edades.
¿Cómo tomarlo? Los niños, muy fácil, con la leche y también en postres. Pero se puede ser más original y darle un toque de cacao a unos tacos de pollo o a una tosta con crema de queso y naranja. ¡Haz la prueba!

Publicidad - Sigue leyendo debajo