Buenas fórmulas de belleza y bienestar

Ahora que has sido madre, no dejes que el cansancio, la falta de sueño y las preocupaciones se reflejen en tu rostro. Cuida tu piel con buenos aliados como el aceite de Rosa Mosqueta y los derivados de soja.

Acabas de ser madre y las nuevas obligaciones y responsabilidades adquiridas, la falta de sueño reparador, la ausencia de tiempo para ti y para tus cuidados, el cansancio infinito, la desgana generalizada, las preocupaciones y el ceño fruncido... pronto se van a reflejar en tu rostro. No es extraño que te mires en el espejo y te veas con ojeras marcadas, piel apagada y con falta de vitalidad, con alguna que otra línea de expresión acentuada y con signos de deshidratación. Pero, hay solución, no te dejes vencer por el desánimo.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Para poner fin a este estado...

Ten en cuenta las siguientes pautas:

  • Has de hacer tres comidas principales, aunque no hace falta que sean copiosas, y dos tentempiés. A lo largo del día, que no te falten proteínas (de origen animal y vegetal), frutas y verduras, dos litros de agua y cereales integrales.
  • Sigue con tus suplementos de calcio y de hierro, por lo menos hasta que termines con la cuarentena, así harás frente a una posible anemia y no notarás tanto el decaimiento físico.
  • Tienes que salir a la calle a pasear con el niño, es importante que os dé el sol. A ti te viene bien para activar tu organismo y sentirte mejor, y al niño para ayudarle a eliminar la ictericia del recién nacido. Eso no quiere decir que os expongáis horas al sol (piscina, playa...), basta con los paseos diarios o las salidas al parque.
  • Por supuesto, has de ponerte un protector solar o una hidratante con SPF alto, sobre todo si te han salido manchas durante la gestación y también para impedir que aparezcan otras nuevas ahora.
  • Reserva media hora del día para ti. Para tu aseo personal, el cuidado de los puntos y sobre todo para hidratar, cuidar, reducir las líneas de expresión y atenuar los signos de fatiga del rostro, típicos de las madres recientes.
    Publicidad - Sigue leyendo debajo

    Tus mejores cuidados

    Ya que no puedes dormir tanto como te gustaría, busca aliados que neutralicen en tu rostro esa falta de sueño.
    Elaceite de Rosa Mosqueta aporta una alta hidratación a la piel, aumenta su elasticidad y firmeza, suaviza las líneas de expresión (posee efecto antiarrugas) unifica el tono y mejora en muy poco tiempo el aspecto de la piel.
    La soja es otra importante ayuda para levantar tu ánimo y mejorar tu epidermis, ya que potencia la longevidad celular y atenúa los signos de fatiga. Además de incluir la soja en tu alimentación diaria, elige fórmulas cosméticas que la contengan.
    Babaria ha creado la línea Vital Skin con aceite de rosa mosqueta y activos derivados de la soja, especialmente diseñada para mantener la piel altamente hidratada, aportar elasticidad, suavidad y vitalidad a las pieles cansadas.

    Los productos: Crema Regeneradora 9 efectos, Serum Acción Total 9 efectos (ambos desarrollados para atenuar los signos de fatiga) y el Borrador Óptico (con pigmentos de reflexión, que disminuyen las imperfecciones, alisa las arrugas y evita brillos), están testados dermatológicamente, no contienen parabenos y pueden resultar una buena opción entres tus cuidados diarios.

    Publicidad - Sigue leyendo debajo