El bebé te enseña a respetar

Cuando educamos a un hijo, descubrimos que lo que más nos honra es el respeto hacia las cosas y sobre todo el respeto hacia las personas.

Marián: “Mi bebé ha cumplido ya 15 meses. Antes de que naciera yo tenía muchas teorías sobre cómo educar a un niño y criticaba a los padres que lo hacían mal. Ahora no tengo ninguna teoría, sólo siento respeto. He aprendido que cada uno intenta hacerlo lo mejor posible, y que no hay una única manera válida de actuar”.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Tenemos la costumbre de juzgar las experiencias como “malas” o “buenas” y de sacar conclusiones como: “si esto sigue así, con los años…”. Pero educando a un hijo nos damos cuenta de que muchas de sus conductas son pasajeras y no son ni malas ni buenas, sólo molestas. Simplemente están ahí, y cumplen una función dentro del proceso de crecimiento del niño hacia la madurez.

Por ejemplo, las noches en blanco son desagradables, pero pasan; las rabietas asustan al principio, luego se aprende cómo actuar. Al criar a un niño aumenta nuestra comprensión de las conductas infantiles y de las de otras personas. Muchas madres y padres afirman ser más tolerantes desde que tienen hijos.

Publicidad - Sigue leyendo debajo