La lactancia como método natural anticonceptivo

Lo habitual es que mientras estés dando el pecho a tu bebé no te quedes embarazada, al menos durante los seis primeros meses. Tiene una fiabilidad del 98 % pero es fundamental que se cumplan tres condiciones porque en caso de no hacerlo puedes volver a quedarte en estado.

El Método de Lactancia Materna y Amenorrea (MELA) es un sistema de anticoncepción natural basado en el principio de que dar pecho retrasa la vuelta a la fertilidad.

Cómo funciona

Tras dar a luz se inhibe la ovulación (y hay ausencia de la regla) por el efecto de una hormona, la prolactina, encargada de producir la leche.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Para que el MELA sea efectivo deben darse tres condiciones: que el bebé sea menor de 6 meses, que la lactancia sea el único medio de alimentación (cuando tome otros líquidos o comidas diferentes de la leche materna, la prolactina perderá eficacia) y que haya una ausencia total de menstruación (cualquier sangrado a partir de las ocho semanas tras el parto supone una menstruación).

Pros y contras

Ventajas de este método: no tiene efectos secundarios, puede usarse inmediatamente después del parto y no supone coste económico. El mayor inconveniente es que la primera ovulación sucede unas dos semanas antes de la vuelta de la menstruación.

Publicidad - Sigue leyendo debajo