Métodos anticonceptivos para después del parto

Hormonales, de barrera, intrauterinos, naturales... Claves para elegir el anticonceptivo adecuado después de tener un hijo.

Tras el parto existe un periodo de inactividad ovárica.

Esta fase de infertilidad se prolongará más si amamantas a tu bebé, ya que durante la lactancia tu organismo produce una sustancia que inhibe la ovulación.

Sin embargo, des o no el pecho, si deseas reiniciar tus relaciones sexuales y no volver a quedarte embarazada, puedes recurrir a algún método anticonceptivo.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Puesto que no existe un método universal y cada mujer responde de manera distinta frente a las hormonas, su ciclo es distinto e influyen otros criterios, como la edad, el tipo de parto, los anticonceptivos que usaba antes del embarazo o ciertas contraindicaciones médicas, deberás acudir a tu ginecólogo (salvo si usas preservativo) para decidir cuál te conviene.

Éstas son las opciones:

Métodos hormonales

Los más comunes son la píldora, el anillo vaginal, el parche y la minipíldora. Actúan inhibiendo la ovulación.

Métodos de barrera

Los más utilizados son el preservativo masculino, el preservativo femenino y el diafragma. Son métodos que actúan como una barrera impidiendo que el espermatozoide llegue al óvulo.

El dispositivo intrauterino

Impide la penetración del esperma dentro del óvulo. La colocación debe realizarla el ginecólogo.

Métodos naturales

Los más conocidos son: la temperatura basal, el método Ogino, el método Billings y los monitores de fertilidad. Se basan en conocer los días fértiles de la mujer y abstenerse de tener relaciones sexuales durante esos días del ciclo.

También existe un sistema de anticoncepción natural, el Método de Lactancia Materna y Amenorrea que se basa en el principio de que dar el pecho retrasa la vuelta a la fertilidad.

Publicidad - Sigue leyendo debajo