Claves para cuidar tu espalda tras el parto

Durante el embarazo la espalda ha realizado un esfuerzo extra, por lo que tras el parto hay que dedicarle atención. Si sigues las siguientes pautas fortalecerás tu espalda y evitarás posibles molestias que a veces vienen causadas por malas posturas.

A algunas madres les pueden doler las caderas y las nalgas durante varias semanas debido a la pivotación que sufre el sacro en el parto. Para que la recuperación siga su curso en las mejores condiciones, te damos unos consejos para el día a día, fáciles de seguir.

Al coger al bebé de la cuna

Si está baja, flexiona las rodillas, no dobles la espalda. Para cambiarle el pañal hazlo sentada en la cama o en un cambiador que esté a la altura de tu cintura.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Al darle pecho o biberón

Mantén la espalda recta y apoyada totalmente en el respaldo de la silla o sofá; o usa un cojín de lactancia.

Para fortalecer los abdominales

Una vez que la matrona o el médico te den el visto bueno para hacer ejercicio (normalmente entre cuatro y seis semanas tras el parto) comienza con abdominales suaves; cuanto antes fortalezcas estos músculos, antes fortalecerás la espalda.

Toma Ácido Omega 3

Es un antiinflamatorio natural que se encuentra en el pescado azul, frutos secos, verduras de hoja verde, huevos…

Nuestro asesor, Mario Gestoso, es director médico de la Escuela Española de la Espalda (EEDE): C/ Pons y Gallarza, 90, Palma de Mallorca. Tf. 971 753 878.

Publicidad - Sigue leyendo debajo