Diferencias entre la maternidad en España y Europa

La crisis económica ha hecho que la mayoría de las ayudas estatales a la maternidad hayan desaparecio. No obstante algunas prestaciones se mantienen. Te contamos como beneficiarte de ellas

Ayudas económicas

Desaparecido el cheque bebé, una de las pocas ayudas estatales que siguen vigentes es la paga a las madres trabajadoras con hijos de hasta 3 años, que pueden cobrar 100 € mensuales o deducirse del IRPF 1.200 €.

Hay otras prestaciones que se mantienen (las abonan la Seguridad Social, la Agencia Tributaria o la Comunidad Autónoma), aunque la mayoría han disminuido su cuantía.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Puestos a comparar, España destina cerca de un 1,4% del PIB a ayudas familiares, mientras que la media europea está en el 2,1%. Nuestro país concede unos 24 € al mes por hijo; en el continente, 125 €.

Algunos ejemplos: las familias francesas con ingresos inferiores a 4.100 € netos mensuales reciben 800 € por el nacimiento del bebé y 160 € al mes hasta que cumple 3 años, además de un cheque mensual para los padres que contraten a una canguro mientras ellos trabajan. Y en Alemania, independientemente de los ingresos, el Estado paga 154 € al mes por hijo hasta los 18 años de vida (hasta los 27 si el joven estudia).

Guarderías

En España hay plazas públicas en escuelas infantiles para atender al 15% de los niños menores de 3 años (si se cuenta la privada, el porcentaje llega al 30%). “La suspensión del plan Educa3, destinado a crear plazas en guarderías privadas, es un mazazo para las familias”, opina la socióloga Constanza Tobío.

En Europa, la falta de guarderías es la gran asignatura pendiente, excepto en Suecia, que garantiza una plaza pública a todos los niños mayores de 2 años.

Trabajo en casa

En 2011 la mujer española dedicó 4,75 horas diarias al cuidado de los hijos y a las tareas del hogar, frente a las 2,28 horas que dedicó el hombre, según datos del INE. “Hoy las mujeres contribuyen en mayor medida al sostén económico de los hogares, pero los hombres no terminan de asumir su responsabilidad en el ámbito privado”, alerta este organismo.

Según este estudio, sólo el 12% de las españolas comparten por igual las tareas domésticas con su pareja, frente a la media europea del 25%. Sin embargo, esta situación es aún peor en lugares como Alemania, donde el porcentaje es del 6%, o Italia, con el 1%. En los países escandinavos las mujeres dedican menos tiempo a estas tareas, pero ello no implica que los hombres dediquen más, porque allí se ha conseguido simplificar el trabajo doméstico y derivarlo en parte hacia los servicios públicos.

Publicidad - Sigue leyendo debajo