A flor de piel

¿Después de dar a luz notas que todo te enternece? ¿Te emocionas al escuchar el llanto de tu bebé? Aunque no lo creas, hay una razón física.

Todo tiene su porqué. Investigadores de la Universidad de Yale, EE UU, han llegado a una curiosa conclusión mientras estudiaban las reacciones cerebrales de madres recientes ante grabaciones del llanto de su bebé.

A las pocas semanas del nacimiento, las madres que tuvieron un parto vaginal desarrollaron una mayor actividad cerebral al oír el llanto de su hijo que las que tuvieron cesárea.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Y de forma especial se manifestó en aquellas zonas que tienen que ver con la empatía, la motivación, la excitación y la recompensa anímica.

Este tipo de emociones se activan gracias a las hormonas y a circuitos cerebrales específicos que son estimulados por las contracciones del útero en el parto y la segregación de oxitocina (hormona que crea el vínculo afectivo).

Matizando: esto no quiere decir que las mujeres que dieron a luz por cesárea sean insensibles al llanto de su hijo, pero sí es una razón más para abogar por el parto vaginal, dejando la cesárea sólo para casos de necesidad.

Publicidad - Sigue leyendo debajo