Métodos sanos para recuperar la línea en el postparto

Las dietas saludables para ti son las que no excluyen alimentos, enseñan a comer cinco veces al día y son supervisadas por un experto en nutrición.

Esos kilos de más que has cogido durante el embarazo te están pesando y quieres eliminarlos. Lo aconsejable es que dejes pasar unas semanas antes de ponerte a dieta.

Y si estás dando el pecho has de esperar a terminar la lactancia. “Durante la lactancia la ingesta calórica debe ser ligeramente mayor, debido a la formación de la leche, y es importante que la dieta no tenga ninguna carencia de nutrientes o vitaminas”, explica Laura Servant, nutricionista del Hospital USP San José de Madrid.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Antes de elegir cualquier dieta, ten en cuenta que no son saludables las que excluyen algún grupo de alimentos (hidratos de carbono, proteínas, grasas...) ni las que se basan en el consumo de un solo alimento o grupo. “En las dietas hiperproteicas, por ejemplo, en las que la ingesta de hidratos de carbono es mínima o nula, se pueden presentar problemas renales, mal aliento y estreñimiento”, advierte la nutricionista.

Otra recomendación: debe estar supervisada por un especialista en nutrición; de este modo, si aparecen situaciones de carencias podrá corregirlas.

LA PSICOTERAPIA AYUDA

El aspecto psicológico a la hora de ponerse a dieta también es importante. La psicoterapia en grupo es una técnica para apoyar las dietas de adelgazamiento que se utiliza en algunos centros. “Las relaciones de grupo permiten ver los problemas comunes y encontrar soluciones, además de identificar las fortalezas y debilidades de cada miembro”, explica Vladimir Hernández Solís, psicólogo en la Unidad de Tratamiento contra la Obesidad del Hospital USP San José.

En el caso de las mujeres que han dado a luz y quieren recuperar su peso, la psicoterapia en grupo es adecuada porque tienen muchos puntos en común. “Eso hace que nadie se autocensure por vergüenza a la hora de abordar un problema”, comenta el psicólogo.

EJERCICIO, POR SUPUESTO

Es el complemento perfecto a la dieta, si bien debes esperar a pasar la cuarentena. La actividad más recomendable es la aeróbica (ejercicio suave pero continuado), como por ejemplo caminar a buen ritmo durante unos 50 o 60 minutos sin parar, pero no de manera intensa. Haciéndolo a diario puedes conseguir resultados visibles en un mes.

Publicidad - Sigue leyendo debajo