Pautas para restablecer el suelo pélvico

Después de dar a luz el médico te dará unas recomendaciones para restablecer el suelo pélvico. Seguro que entre ellas están los ejercicios de fisioterapia. Lo importante es que seas constante para que todo vuelva a ser como antes.

Si después del parto empiezas a notar alguna pérdida, consúltalo de inmediato con tu ginecólogo. Te hará una revisión y te dará recomendaciones básicas, como que intentes orinar con frecuencia, o que vigiles el estreñimiento.

Además probablemente te indicará una rutina de ejercicios de fisioterapia para restablecer el suelo pélvico. Entre el 60% y el 90% de los casos de incontinencia, según un estudio del Instituto Indas, se resuelven así.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Los ejercicios se inician a las tres semanas del parto (antes no están indicados). Los más utilizados son los de Kegel, basados en unas contracciones voluntarias de la musculatura perineal que mejoran su tono.

Lo habitual es ir a un centro donde te enseñen la rutina y luego, si respondes bien, continuar en casa en dos sesiones de cinco-diez minutos diarios durante un mes. Según recomienda el doctor Sanfeliu, después de ese mes debes practicar los ejercicios una vez al día. El truco es la constancia; no sirve si se hacen un día sí y dos no.
Otra técnica es la gimnasia abdominal hipopresiva. A través del control de la respiración y el diafragma, disminuye la presión abdominal y se refuerza la musculatura perineal. No es complicado. Una vez que hayas adquirido la técnica (guiada por un profesional), podrás hacerlo en casa.

“Estas rutinas son necesarias aunque no haya incontinencia, porque así se ejercita la zona. Si te rompes un brazo, además de la rehabilitación, seguirás moviendo el brazo, pero en la vida cotidiana no hacemos nada que ayude al suelo pélvico, y sí muchas cosas que lo machacan. En Francia se envía a la mujer a rehabilitación por sistema; aquí, sólo si tiene problemas. Yo creo en el primer modelo”, dice el doctor Sanfeliu.

UN PLUS DE AYUDA

El fisioterapeuta puede recomendarte también otros sistemas que sirven para reforzar la eficacia de las técnicas recomendadas en primera instancia (fisioterapia y gimnasia hipopresiva) o bien para conseguir los efectos que éstas no hayan obtenido:

Complemento a las técnicas iniciales...
Se usa el perionómetro y los conos vaginales o las bolas chinas. El primero es un instrumento que se introduce dentro de la vagina y mide la fuerza de la contracción que haces. Los conos y las bolas chinas sirven para fortalecer la musculatura vaginal. Se introducen en la vagina y hay que aguantarlos sin que caigan unos minutos.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Cuando esas técnicas no han funcionado...
Hay dos sistemas: la electroestimulación, para activar mediante impulsos eléctricos la musculatura perineal, y el biofeedback, un aparato que te permite ver en pantalla cómo realizas el ejercicio, facilitándote así la toma de conciencia de la zona dañada.

Publicidad - Sigue leyendo debajo