Mal aliento ¿qué hago?

El mal aliento se debe a tres bacterias que se acumulan en la boca y que se ubican en la lengua, la garganta y las papilas gustativas. Las bacterias no se pueden eliminar aunque si controlar. Para hacerlo acude a tu odontólogo.

image
D.R.

Ni los caramelos de menta ni la pasta de dientes con sabores ni los chicles y mucho menos los cigarrillos mentolados sirven para combatir un problema que llega a causar rechazo social, inseguridad, pérdida de autoestima y que influye negativamente en las relaciones personales y laborales: el mal aliento.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Su nombre técnico es halitosis y, según datos ofrecidos por las clínicas Vitaldent, el 60% de la población española lo padece y una gran mayoría de ellos desconocen que lo tienen.

¿DONDE ESTÁ LA CAUSA?

Los expertos aseguran que, aunque la creencia popular estima que el problema procede del estómago, la razón fundamental suele estar en tres bacterias que se acumulan en la boca y que se ubican en la lengua, la garganta y las papilas gustativas.

Estas bacterias intervienen en la digestión y en la descomposición de las proteínas de ciertos alimentos; por tanto, no es posible eliminarlas de su zona de influencia, aunque sí controlarlas.

El 90% de los casos de mal aliento están producidos por estas bacterias, aunque el consumo de tabaco, el alcohol, el café, la toma de algunos medicamentos, los cambios hormonales, los problemas respiratorios, una higiene incorrecta o ciertas enfermedades de las encías (gingivitis y periodontitis) son causas muy relacionados con el problema.

Para hallar la solución es preciso acudir al odontólogo.

CÓMO SE TRATA

Lo primero es revisar los hábitos higiénicos y corregir los errores que puedan influir.

Conviene añadir al cepillado diario el uso del hilo dental y controlar los procesos inflamatorios y el sangrado de las encías, signos de enfermedad gingival, un trastorno que crea bolsas entre las encías y los dientes donde quedan atrapadas las bacterias.

El odontólogo limpiará la zona mediante sondaje periodontal y enseñará al paciente una higiene oral específica (colutorio, pasta dentífrica, tratamientos complementarios, etc). Si fuese preciso, se realizará un test de identificación micobiológica para confirmar el número de bacterias presentes y actuar en consecuencia. Y, por supuesto, se pondrá remedio a la presencia de caries, acumulación de sarro, etc.

Publicidad - Sigue leyendo debajo