Cuídate tras la cesárea

Sigue estas recomendaciones y no te toques la cicatriz. Evitarás infecciones y se reducirá el dolor en la zona.

En caso de cesárea

  • ¿Me puedo mojar la herida, aunque tenga los puntos?

    No sólo puedes, sino que debes hacerlo todos los días cuando te duches, utilizando un jabón neutro. Después tienes que secarla bien.

    • ¿Me puedo dar un baño?

      No, la inmersión en el agua no se recomienda hasta pasadas cuatro o seis semanas desde la intervención.

      Publicidad - Sigue leyendo debajo
      • ¿Debo cubrirme la cicatriz con un apósito?

        Si la herida está cicatrizando bien no es necesario taparla. Tan sólo se recomienda cubrirla si molesta el roce con la ropa o después de realizar una cura.

        • He oído que tomar el sol ayuda a la cicatrización…

          Ninguna cicatriz debe exponerse directamente a la luz solar hasta pasado un año, ya que existe el riesgo de sobrepigmentación de la piel. Pero si dejas la tripa al aire acelerarás el proceso de cicatrización.

          • Tengo la cicatriz inflamada, ¿es signo de infección?

            El seroma, inflamación por acumulación de líquido seroso, es muy común. Si se drena bien (debe hacerlo el médico o la enfermera) no tiene por qué producir infección. Si el líquido tiene mal olor o la cicatriz está enrojecida y caliente al tacto, sí es posible que esté infectada.

            • ¿Es normal que note la zona acorchada?

              Totalmente normal, y esta sensación te durará varios meses, hasta que los nervios que se han visto afectados en la intervención se recuperen.

                “Tendrás que esperar hasta que te quiten los puntos”, aclara Isabel Aznar. Pero recuerda que debe ser siempre puntual y no debe presionar la zona en exceso.

                • ¿Cómo cojo al bebé para que no me duelan los puntos?

                  Durante el primer mes debes evitar cogerle mientras estás de pie. Las mejores posturas son sentada, con un cojín de lactancia en el regazo, o tumbada en la cama.

                  • Me da miedo que al toser o al reírme se salten los puntos…

                    Es un miedo muy común, pero las suturas quirúrgicas no se abren así como así. Para aliviar el dolor colócate un cojín sobre la tripa y ejerce presión sobre él cuando te rías, tosas o hagas algún esfuerzo similar.

                    Publicidad - Sigue leyendo debajo
                    • Para dormir, ¿en qué postura estaré menos incómoda?

                      En las primeras dos o tres semanas, acostada sobre tu espalda, para no poner presión en los puntos. Si no te encuentras a gusto puedes probar a colocar unos cojines grandes para mantenerte un poco incorporada.

                      • ¿Me doy alguna crema o solución para ayudar a cicatrizar?

                        Ahora no. Una vez quitados los puntos y con la herida cicatrizada, sí puedes utilizar aceite de rosa mosqueta.

                        Publicidad - Sigue leyendo debajo