El cuidado de los puntos tras el parto

Limpiar la herida, prevenir infecciones y aliviar las molestias hasta que los puntos cicatricen, después de una episiotomía o de una cesárea, es una de las cuestiones que generan más dudas en las nuevas madres. Aquí tienes las preguntas más comunes y las respuestas que necesitas.

Es normal que te sientas incómoda y dolorida si te han sometido a una cesárea o una episiotomía; la cicatrización de los puntos es una de las molestias más comunes en el postparto.

También es normal que ahora te surjan dudas sobre cómo cuidarte en casa. Olvídate de fuentes poco fiables para resolverlas. Hemos pedido a un grupo de matronas que nos respondan a las cuestiones más frecuentes en torno a este tema.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Tras la episiotomía

Mantén la herida de la episiotomía seca y ponla al aire siempre que puedas. Para el dolor aplícate hielo (envuelto). Y ten paciencia.

¿CADA CUÁNTO TIEMPO DEBO LIMPIARME LA HERIDA Y CÓMO?

Cuando realices tu aseo diario y cada vez que utilices el servicio (inclínate hacia adelante al hacer pis para que la herida se moje lo menos posible).

Usa un jabón neutro o suero fisiológico. “El lavado debe ser siempre a chorro y de adelante hacia atrás, en dirección al ano”, explica Isabel Aznar, matrona en el área de Obstetricia del Hospital Rafael Méndez de Lorca, en Murcia.

PARA SECARLA, ¿QUÉ CONVIENE UTILIZAR?

Utiliza una gasa estéril, una toalla de algodón o papel normal. Ten presente que las toallitas aumentan la humedad de la zona y pueden incluir perfumes que irriten o infecten la herida. Y que el secador seca en exceso y hace que los puntos “tiren”.

¿HAY QUE SECARLA SIEMPRE? ¿Y CUÁL ES LA FORMA INDICADA?

La zona ha de quedar siempre seca. Para ello debes darte pequeños toquecitos de delante hacia atrás y sin hacer un movimiento de arrastre.

Por otro lado, “lo mejor es exponer los genitales al aire siempre que se pueda. Por ejemplo, puedes aprovechar los momentos de lactancia tumbada en la cama”, aconseja Concha Sanz Díaz, matrona y supervisora de Área de Cuidados de la Mujer del Hospital Univ. de Fuenlabrada, en Madrid.

¿EVITARÉ EL RIESGO DE INFECCIÓN CON SOLUCIONES ANTISÉPTICAS?

No, estas soluciones enmascaran la herida y hacen más difícil reconocer una infección. “Además, podrían pasar a la sangre y en caso de lactancia, al bebé, pudiendo entre otras cosas dar falsos resultados en las pruebas de los primeros días (prueba del talón)”, dice Isabel Aznar.

Publicidad - Sigue leyendo debajo