Los posibles problemas físicos que mitigan el deseo

Reanudar las relaciones después del parto puede resultaros difícil. tranquilos, con cariño y paciencia todo volverá a ser como antes.

Durante el embarazo y el parto tu cuerpo se ha visto sometido a muchas tensiones y cambios, por lo que necesitas un tiempo para recuperarte, al menos 40 días para que cicatrice la herida producida por el desprendimiento de la placenta.

Tras la cuarentena deberás someterte a una revisión ginecológica. Si todo está bien podréis retomar vuestra actividad sexual con tranquilidad, sin olvidar que es posible que tengas algunas dificultades:

  • Molestias. Las primeras veces que practiquéis sexo después del parto pueden resultarte algo dolorosas (les sucede al 80% de las madres recientes),debido a que la zona está bastante sensibilizada, sobre todo si te han practicado la episiotomía.

    Por eso es preferible evitar la penetración en los primeros encuentros.Cuando empecéis a practicar relaciones sexuales completas es importante que busquéis las posturas que te resulten más cómodas, evitando las que ejerzan demasiada presión sobre tu zona perineal.

    En algunos casos, muy aislados, se puede producir un sangrado asociado a la penetración. Si esto sucede debes acudir al médico, igual que si las molestias no remiten con el tiempo.

    • Sequedad vaginal. Los cambios hormonales del postparto pueden ocasionar sequedad en la vagina, sobre todo si estás amamantando a tu bebé.Durante la lactancia se segregan menos estrógenos, hormonas que estimulan la producción del flujo vaginal, que actúa como un lubricante natural. Como esta sequedad dificulta la penetración, para evitar malas experiencias conviene usar un lubricante de farmacia.
      • Pérdida de sensibilidad. El paso del bebé por el canal del parto puede hacer que la vagina pierda tono muscular, reduciendo su sensibilidad. Para recuperar la elasticidad, los ejercicios de Kegel son los más indicados.

        Con un poco de disciplina se puede conseguir no sólo alcanzar el tono muscular anterior al embarazo, sino mejorarlo.

        Publicidad - Sigue leyendo debajo