El sexo en la pareja tras la llegada del bebé

Reanudar las relaciones después del parto puede resultaros difícil. Tranquilos, con cariño y paciencia todo volverá a ser como antes.

El nacimiento de un hijo lo cambia todo, y la intimidad de la pareja no es una excepción.

El hecho de que en los primeros meses la madre esté totalmente centrada en el bebé hace que su apetito sexual quede relegado a un segundo plano.

Y el cansancio provocado por las noches sin dormir, junto al miedo que puede tener a sentir dolor o a quedarse embarazada de nuevo, no hacen más que retrasar la vuelta a la normalidad.

En cualquier caso, ser conscientes de que esta situación es normal, no tener grandes expectativas al principio y vivir esta etapa como una experiencia más de la vida en común, os ayudará a retomar con placer las relaciones íntimas y contribuirá a reforzar vuestra unión.

Vuelta a la normalidad

La actividad sexual, retomada a su debido tiempo y de la manera adecuada, resulta muy beneficiosa para la nueva mamá.

A nivel físico contribuye a la involución del útero, gracias a las contracciones propias del orgasmo, y ayuda a mejorar la tonicidad muscular del periné, favoreciendo la recuperación de la zona.

Y a nivel psicológico, sentirse deseada aumenta su autoestima y desencadena en su cuerpo una oleada de endorfinas, esas hormonas “cariñosas” que nos hacen amar y sentirnos a gusto con nosotros mismos y con los demás. Son buenos motivos para volver a hacer el amor.

Publicidad - Sigue leyendo debajo