Compaginar trabajo y familia

Pedro, de 33 años, es padre de un niño de año y medio y compagina trabajo y familia.

˝Mi pareja y yo cuidamos a nuestro hijo entre los dos, porque ambos somos autónomos y esto nos da cierta flexibilidad.

Eso sí, ella pasa más tiempo con el niño que yo, pero lo bueno es que como tengo mi oficina en casa puedo trabajar cuando él está durmiendo o jugando a mi lado.

El primer año preferimos tenerlo con nosotros. Después empezamos a llevarlo a una ludoteca, tres mañanas a la semana.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Sin embargo estaba muchas veces enfermo y perdió peso, así que decidimos sacarlo.Más adelante lo intentaremos de nuevo.

Nos gustaría tener otro bebé y nuestro plan es que mi mujer deje de trabajar por un tiempo, porque ella quiere estar durante unos años dedicada a sus hijos al cien por cien.

Cuando eso ocurra yo trabajaré más, pero aún así nuestro modelo de familia no será el tradicional de la familia. Me refiero a que seguiré estando muy involucrado en la vida cotidiana de los niños.

De hecho, ya noto un cambio en cómo me organizo mis viajes de negocio: intento ausentarme lo menos posible, solo el tiempo necesario. Echo mucho de menos a mi hijo”.

Publicidad - Sigue leyendo debajo