Volver al trabajo tras la baja maternal

Varios estudios analizan cómo se sienten anímicamente las madres recientes cuando vuelven al trabajo después de la baja por maternidad.

La vuelta al trabajo tras la baja maternal no es sencilla. Después de los intensos y absorbentes meses de baja por maternidad, en los que tu hijo y tú habéis pasado tanto tiempo juntos, conociéndoos el uno al otro, fuera del mundo, ahora tenéis que adaptaros a la nueva situación. Te vas a reincorporar a tu trabajo. Tendrás que haber iniciado el destete del niño, al menos parcial (puedes iniciar la lactancia mixta, pecho y biberón, para compaginar trabajo y lactancia), Y además de tener que separarte de tu hijo, es probable que te encuentres con ciertas dificultades, a juzgar por lo que cuentan las madres trabajadoras en los estudios estadísticos. Pero también hay beneficios.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Poco atractivas, sin tiempo y presionadas

Tal como revela un estudio sobre 2.000 madres trabajadoras llevado a cabo por la empresa Persil (especializada en detergentes), las nuevas mamás que vuelven a trabajar parecen haber perdido gran parte de la confianza en sí mismas tras la llegada del bebé.

Nada menos que un 25% de las encuestadas dijeron sentirse desfavorecidas en comparación con sus colegas más jóvenes, y un 44% creen que han perdido la posibilidad de ser ascendidas debido a su imagen: no haber bajado todo el peso ganado en el embarazo es la causa principal. Y es que recuperar la línea tras el parto no es algo que se consiga de un día para otro.

La mayoría de estas mujeres creen que se sentirían mejor en su vuelta a la vida laboral si su aspecto fuera distinto (el 44% consideran que su fondo de armario las hace parecer más mayores de lo que son y no estar a la moda). Tanto es así, que más de la mitad de las encuestadas declararon tener una especie de uniforme para ir a la oficina, que consiste en un par de tops y unos pantalones de corte clásico…

Y es que bastantes de estas madres que trabajan fuera de casa y tienen niños muy pequeños, dicen estar demasiado cansadas para salir de compras. Como muestra, un botón: el 15% de ellas salen de compras tan sólo una vez al año.

Por añadidura en otro estudio estadístico, éste llevado a cabo en el Reino Unido, casi un tercio de las nuevas madres sientne una gran presión por volver cuanto antes al trabajo, bien porque no quieren que el futuro de su carrera se vea afectado por la maternidad o bien porque que temen perder su puesto dentro de la empresa, y más con la crisis. De hecho ,19% decidió volver al trabajo antes de terminar toda su baja maternal.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Pero más eficaces y responsables en el trabajo

Pese a lo dicho, también hay buenas noticias para las nuevas mamás trabajadoras. Y más si les preguntamos a sus jefes. En otro estudio llevado a cabo por la empresa de telefonía móvil O2 entre 4.000 madres trabajadoras y sus jefes, el 33% de éstos consideraron que las madres volvían al trabajo más motivadas, ahora que también tenían la responsabilidad de proveer para sus retoños.

Por su parte, ellas aseguraron que la llegada del bebé les había cambiado la forma en la que trabajaban: creen que se pueden concentrar en proyectos más importantes y no perder el tiempo en cosas superfluas y además, ser más pacientes y diplomáticas en sus respectivos puestos.

Publicidad - Sigue leyendo debajo