A la cama para adelgazar

Después de dar a luz, la prioridad de la nueva mamá es bajar peso, reducir volumen y volver a ponerse la ropa de antes del embarazo. Y no siempre es fácil conseguirlo en tiempo récord. A las pautas de comer bien y hacer ejercicio, hay que sumar otra: dormir de un tirón.

Ya sabes que para recuperar la figura después del parto, las dos medidas más eficaces son seguir una dieta equilibrada (cuando el médico te lo permita, porque si estás dando de mamar no es el momento de comer menos, sino de comer mejor) y realizar un programa de ejercicios adecuados para esta época.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Pues a estas dos recomendaciones se une ahora una nueva: también es esencial que descanses lo suficiente durante la noche.

Un estudio del Chicago Medical Center (Estados Unidos), realizado entre personas que seguían una dieta para adelgazar, ha descubierto que esta medida es más eficaz entre aquellos que duermen más horas que entre quienes duermen menos.

Concretamente la investigación ha demostrado que, aunque la cantidad de peso perdido sea la misma en ambos casos, en las personas que descansan ocho horas y media seguidas por la noche, la mitad de esta pérdida corresponde a grasas. Sin embargo, en las que duermen cinco horas y media, sólo el 25% del peso perdido son grasas.

Además, según explica el profesor Planen Penev, autor del estudio, cuando se duerme menos de ocho horas el organismo estimula la producción de grelina, una hormona que abre el apetito.

¿Y CON UN BEBÉ?

Dicho esto, no sería realista pensar que desde las primeras semanas de vida de tu bebé vas dormir del tirón; de hecho en un artículo publicado en el American Journal of Obstetrics&Ginecology quedaba reflejado que incluso cuando las madres dormían siete horas, lo hacían de manera interrumpida y se pasaban como media dos horas en vela cada noche.

Ahora bien, cuanto antes comiences a establecer unos hábitos saludables de vigilia y sueño, antes podrás descansar por la noche:

  • Acuéstate cuando pongas el niño a dormir por la noche. No te sientas culpable por no dedicar todo el tiempo que te gustaría a tu pareja; para solventarlo tratad de pasar una velada a la semana juntos.
    • Compartir las tomas nocturnas. Lo ideal es una noche cada uno. Si le estás dando el pecho prueba a extraerte la leche para que tu pareja pueda darle un biberón.
      • Mantente positiva. La gran mayoría de los bebés duermen del tirón antes de los cuatro meses.
        Publicidad - Sigue leyendo debajo