La importancia del nombre del recién nacido

Seguro que habéis pensado muchos nombres para vuestro hijo. La legislación española da una amplia libertad a la hora de imponer el nombre, pero existen algunas limitaciones que debéis conocer.

Antes de elegir nombre para vuestro hijo tened en cuenta:

  • No puedes inscribirle con más de un nombre compuesto y tampoco con más de dos nombres simples.
  • Tampoco puedes ponerle un nombre ofensivo que perjudique a su persona en las relaciones sociales o en su vida cotidiana (como Caín o Lucifer, por ejemplo).
  • No está permitido utilizar un nombre que pueda confundir en su identificación de género.
  • Por último, cada hijo debe tener su propia identidad, así que no puedes usar el mismo nombre para dos hermanos, ni siquiera aunque esté traducido a otra lengua (Pedro y Peter, por ejemplo). En todo caso, a pesar de estas limitaciones, la legislación cada vez es más permisiva.
    Publicidad - Sigue leyendo debajo

    Los apellidos de tu hijo

    En España se usan dos apellidos: el primero es el del padre y el segundo, el de la madre. Sin embargo, puede invertirse el orden y colocar primero el de la madre. Ésto implica que
    a partir de ese momento todos los hijos que tengas con la misma pareja se van a regir por ese cambio. Para realizar este trámite debéis estar presentes los dos y hacerlo constar en la solicitud de inscripción.

    Por otra parte, cuando vuestro hijo sea mayor de edad podrá solicitar él mismo una alteración del orden de sus apellidos, si así lo desea.

    Publicidad - Sigue leyendo debajo