Cómo evitar la falta de comunicación tras ser padres

Uno de los errores que se comete en una relación de pareja es la falta de comunicación. Y más cuando se acaba de ser padres. La inseguridad crece y el miedo a hacerlo mal agrava la situación. No dejéis que suceda.

Desgraciadamente, la falta de comunicación es un error más común de lo que pudiera parecer en las relaciones de pareja. No expresar nuestros sentimientos, miedos o sueños a la persona con la que compartimos nuestra vida y nuestros hijos, acabará matando cualquier historia de amor.

Es posible que no ocurra nada espectacular, que no se produzcan grandes discusiones o arrebatos, pero si muere el diálogo, la relación morirá con él más tarde o más temprano. Se corre el riesgo de acabar con una relación que se mantiene por pura inercia, por comodidad.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Debéis saber que la comunicación es uno de los afrodisíacos más potentes. Al inicio de la relación establecemos lo que nos gusta y lo que no, pero las cosas evolucionan con el tiempo. Es bueno y normal que así ocurra, y hay que saber comunicar esos cambios al otro, para que la pasión siga fluyendo.

Si necesitáis mejorar vuestra comunicación tras tener hijos

Hay que decir con claridad y sin miedo lo que gusta y lo que aburre. Si deseas llevar la iniciativa, sugiérelo.

Escribid en un papel lo que haríais y ¡dádselo al otro! Atrévete y no te aburras en silencio; la monotonía acaba con la pasión.

Llevad la comunicación más allá de la cama. Buscad una canguro y salid a cenar en pareja, cultivad la amistad y la camaradería. Es más fácil desinhibirse y que nazca el deseo cuando la pareja se divierte junta.

Dentro de la pareja es fundamental que exista una libertad total en la comunicación. Los temas tabú o "prohibidos" no deberían existir y deberíamos expresar libremente aquello que no nos gusta de nuestra pareja. Todo contribuye a fortalecer la relación, a enrtiquecerla. Eso sí, jamás se deben usar tonos despectivos o imperativos. Nunca.

Si queréis que vuestra relación sigan gozando de buena salud, ¡expresad vuestros sentimientos sin pudor! Pero ojo, aprended a decir las cosas sin ofender y buscando siempre las palabras adecuadas.

La comunicación libre, total, irá mejorando poco a poco la vida diaria, permitiendo llegar a conocer, y comprender, mejor a nuestra pareja con cada día que pase.

Publicidad - Sigue leyendo debajo