Volver a pensar en vosotros

Es común entre las madres la pérdida del apetito sexual tras el parto. Hay motivos. Te los explicamos y te damos unas pautas para recuperar las ganas de hacer el amor.

Por un lado, el cansancio acumulado, la falta de tiempo para sí misma y la obligación de satisfacer las necesidades del niño hacen que la madre dé prioridad a las tareas relacionadas con el bebé antes que a las propias.

Por otro, la situación hormonal tan caótica que sigue al parto no favorece las relaciones y habrá que esperar a recuperar el ritmo menstrual para que todo sea como antes. Varias recomendaciones ayudan a volver a la normalidad:

Publicidad - Sigue leyendo debajo
  • Aprender a separarse del bebé. Aunque sólo sea para salir a pasear o a tomar un café con las amigas (dejando al niño con alguien de confianza). Desconectar ayuda a la mujer a abrir la mente y a ver a su pareja como tal y no sólo como padre (la vida sexual es cosa de dos).
  • Recuperar la autoestima. Es cierto que el cuerpo no está igual, pero los hombres no suelen ser tan exigentes con sus parejas como ellas consigo mismas. Dicho por ellos, las madres recientes tienen un brillo especial que alegra el ambiente y provoca un mayor deseo de acercamiento.
  • Programar el orden del día. Y colaborar en el cuidado del bebé, para que la mamá no quede agotada. Compartir tareas permite disponer de tiempo para ambos.
  • Hablar con el ginecólogo. Si el equilibrio hormonal se retrasa, quizá se precise tratamiento.
    Publicidad - Sigue leyendo debajo