Padres, pero también pareja

Uno de los riesgos de consentir demasiado a los hijos es que la pareja puede distanciarse, porque al poner a los niños en primer plano, nunca tienen tiempo para ellos.

No debéis olvidar vuestra relación de pareja, a pesar de la llegada del nuevo miembro de la familia, sino que debéis reforzarla y disfrutar juntos de la felicidad que os aporta tener un hijo. Éstos son los secretos que pueden ayudaros a evitar esta situación y a mantener muy viva vuestra relación:

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Acostarles temprano

Así todos los días dispondréis de un rato para estar tranquilos y a solas, hablar de vuestras cosas y disfrutar de un rato juntos antes de dormir

Hacer turnos

Una vez a la semana, uno de vosotros se quedará con los niños para que el otro pueda hacer algo que le guste mucho (ir al gimnasio, hacer compras...). Esto ayuda a recargar pilas, algo que siempre repercute positivamente en el bienestar familiar (pareja, hijos...).

Dejar a los niños con alguien

Una vez al mes, dejad a los pequeños con alguien de confianza, con quien ellos se sientan a gusto, para que podáis salir solos o con amigos a divertiros.

Publicidad - Sigue leyendo debajo