Soluciones al test

Comprueba los resultados del test ¿Cuál es tu estilo de embarazado?

Mayoría de respuestas A: Padre sobreprotector.

Es muy probable que estés sufriendo el llamado “síndrome de couvade”, es decir, que casi casi eres tú el que está “embarazado”, porque presentas todos los síntomas: mareos, fatiga, falta de apetito, insomnio... Todo tu mundo gira alrededor del embarazo y te preocupa mucho saber si vas a ser un buen padre.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
  • Ventajas: ¡Qué suerte! ¡Por fin un hombre que sabe por experiencia propia cómo se siente su mujer! Conocer de primera mano lo síntomas del embarazo te va a permitir compenetrarte aún mejor con tu pareja y apoyarla con más cariño.
  • Desventajas: Eres un poco agonías. Tu preocupación y desvelos tal vez están empezando a agobiar a tu compañera. Cíñete a sus demandas y no pretendas hacerte con el papel de protagonista, porque, por más que te empeñes, la embarazada seguirá siendo ella.

    Mayoría de respuestas B: Padre involucrado.

    Lo tienes clarísimo, eres de esos hombres que no ven nada malo en compatibilizar ternura y masculinidad. Sabes que tienes un lado femenino y te aprovechas mucho de él en estos momentos. Ya que es ella la que lleva todo el “peso”, procuras estar muy atento a sus requerimientos, y, si puedes, adelantarte a ellos.

    • Ventajas: Todas las del mundo. Tú mujer se sentirá acompañada, comprendida y apoyada, tendrá un embarazo mejor y llegará más tranquila al parto. Demuestras desde el principio el padrazo que eres.
    • Desventajas: ¡Es imposible criticarte! Seguro que algún defecto tienes, aunque en este apartado no cabe más que ponerte un 10.

      Mayoría de respuestas C: Padre solícito.

      Aunque te educaron de manera tradicional, sabes que los tiempos han cambiado y procuras adaptarte. Intentas sentirte partícipe y tienes vocación de servicio, aunque todavía te cuesta aceptar que pronto habrá una criatura en casa y la situación te supera por momentos.

      • Ventajas: Qué duda cabe de que tienes muchas ganas de mejorar. Más vale tarde que nunca. No tienes más que superar tus miedos y verás aflorar naturalmente tu instinto paternal, que barrerá tus dudas.
      • Desventajas: Eres incapaz de adivinar los deseos de tu mujer, es ella la que tiene que darte instrucciones. Toma alguna vez la iniciativa, hombre, no esperes siempre a que te digan lo que tienes que hacer.
        Publicidad - Sigue leyendo debajo

        Mayoría de respuestas D: Padre a la antigua.

        Perteneces a esa minoría que aún no se ha enterado de qué va eso de la liberación de la mujer y el compartir las tareas. Crees que tu papel se limita a aportar el 50% de los cromosomas y después... a traer el sueldo
        a casa para alimentar y vestir a la familia, como hizo tu padre antaño. Vives el embarazo como un mero espectador, sin implicarte apenas.

        • Ventajas: Tu mujer podrá elegir sin consultarte la habitación, la ropita y el modelo de carrito del bebé. Aparte de esa, ninguna.
        • Desventajas: Te estás perdiendo una etapa preciosa en la vida de una pareja. Tu mujer no encuentra en ti el apoyo que precisa en estos momentos y para tu hijo no serás más que un señor semiausente. ¿Seguro que quieres desempeñar ese papel en tu familia?
          Publicidad - Sigue leyendo debajo