Volver a disfrutar

Puede que tras el parto, notes que ha decaído tu deseo sexual, no te culpes, es algo normal en esta etapa. Te facilitamos las mejores pautas para superarlo.

  1. Busca tu nuevo equilibrio tras el parto:
    Los primeros meses son agotadores, el bebé llora, duerme poco, cada 3 horas tienes que darle el pecho... Además el parto supone un esfuerzo muy grande para nuestro organismo, es normal que estés cansada.
    Entre todo este estrés, debes encontrar el equilibrio e intentar crearte ratos para descansar. Pide ayuda a tus familiares y a tu pareja.
  2. Supera el miedo a los dolores:
    En cualquiera de sus modalidades (cesárea, episiotemía...) dar a luz es doloroso y tu cuerpo necesita tiempo para recuperarse. Si tienes dolores es normal que temas practicar el acto sexual.
    Lo mejor es que lo hables con tu pareja y que empecéis a amaros despacio, con caricias y probando para que no te haga daño. Es importante que él te entienda y no sienta que le rechazas.
  3. Acepta los cambios de tu cuerpo y ponte en forma:
    Es lógico que hayas cogido kilos o que notes cambios en tu físico pero no rechaces tu cuerpo. Tienes que darte un tiempo para recuperar la figura.
    Durante el periodo de lactancia no debes hacer régimen pero después prueba a empezar con ejercicio físico y una dieta equilibrada. Aún así, puede que algunas consecuencias del parto perduren (estrías etc.) por eso te animamos a quererte y verte guapa, ¡esa es la mejor solución!
  4. Consigue ser autónoma frente a tu hijo:
    Es normal que tengas un vínculo muy estrecho con el bebé, al fin y al cabo, ¡ha formado parte de ti durante 9 meses! Muchas madres sienten la necesidad de centrar su atención en el bebé todo el tiempo y esto puede provocar que el padre se sienta excluído.
    Te recomendamos que, aunque sea difícil, te obligues a desligarte un poquito el bebé, debes dejarle algo de autonomía, recuperar tu "yo" mujer, dejar participar a tu pareja de la complicidad que existe entre el bebé y tú y por último, salir los dos solos o buscar un ratito para los dos.
  5. Recupera la intimidad con tu pareja:
    Vuelve a divertirte con él, mírale y acaríciale, nadie mejor que vosotros podéis volver a crear un ambiente íntimo. El deseo que a veces se pierde después de dar a luz, vuelve, así que confía en tu pareja, habla con él y disfruta de su compañía. Lo demás llegará poco a poco.

    Publicidad - Sigue leyendo debajo
    Publicidad - Sigue leyendo debajo