Reiniciando la vida sexual tras el parto

Tras dar a luz, la mujer deja a un lado su papel de pareja y amante para dedicarse prácticamente en exclusiva a ser madre. Su compañero también asume nuevas responsabilidades al tiempo que pasa a un segundo plano, situación no siempre satisfactoria para ninguno.

En las semanas inmediatamente posteriores al parto, el sexo es un tema inexistente pero que antes o después hay que retomar si la relación no quiere sufrir un deterioro.

¿Cuándo empezar a tener relaciones de nuevo?

Cada pareja es diferente y no hay un tiempo establecido que sea considerado adecuado para todos. Los médicos aconsejan esperar entre cinco y seis semanas, pero hasta que no te veas totalmente recuperada y con ganas, no debes sentirte obligada.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Pérdida de interés

Es normal una temporal falta de interés debido a las molestias producidas por el corte de la episiotomía, y hasta que no estés totalmente recuperada no debes intentar la penetración.

El médico puede recetarte una crema de estrógenos para aliviar el dolor y la sensibildad anormal. Además, la líbido de la pareja tiene que competir con las tomas nocturnas, los cambios de pañal, los cólicos del lactante.... lo que todo ello sumado, hace que ni se acuerden del sexo.

Tampoco es extraño que el temor a hacerse daño en la vagina o en los pezones agrietados hagan que la simple idea de mantener una relación se aleje totalmente de sus deseos. La estimulación de otras zonas erógenas tendrá mucha importancia y tu pareja tendrá que ser paciente y muy cariñosa en esa etapa.

Además, otro problema al que es posible que tengáis que enfrentaros es la sequedad vaginal, ya que las glándulas que lubrican esa zona, tardan un tiempo en funcionar. Un buen lubricante recomendado por tu ginecólogo os facilitará las relaciones.

Sentirse poco atractiva

Tras dar a luz son muchas las mujeres que no están contentas con su imagen. Su cuerpo todavía no es el que era y la flacidez y retención de líquidos no ayudan a verse atractivas.

Lo más aconsejable es que empieces a cuidarte en cuanto tu médico te lo recomiende. Unas sencillas tablas de ejercicios o un paseo diario empujando el carrito del bebé te ayudará a verte poco a poco un poco más guapa.

Publicidad - Sigue leyendo debajo