Reiniciar las relaciones después del parto

No es tarea sencilla y hay que contar con alguna pequeña dificultad. Aprender a disfrutar sin presiones y tomarte tu tiempo devolverá la llama a vuestra relación.

Retomar la actividad sexual tras la maternidad no es tarea sencilla, y quien diga lo contrario probablemente no esté siendo sincero.

La combinación de noches de sueño interrumpidas, la presencia constante del bebé, el cansancio y el cambio que ha experimentado tu cuerpo y tu mente (ahora eres mamá) hacen que la libido no pase por su mejor momento.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

No te abrumes por ello ni inicies una carrera contrarreloj para recobrar el deseo, todo lleva su tiempo. Poco a poco vuestra vida sexual volverá a la normalidad y el gran cambio que supone la maternidad también puede aportaros cosas muy positivas.

Dificultades sexuales comunes en el postparto

Se estima que el 80% de las mujeres experimentan pequeños trastornos sexuales en los tres primeros meses después del parto, y a los seis meses todavía el 15% continuará con alguna molestia.

La maternidad es una experiencia maravillosa, pero también es, físicamente hablando, una vivencia traumática para el cuerpo. Además, el cambio hormonal que se produce a los tres o cuatro días tras el nacimiento del bebé va a hacer que tu organismo se centre en asegurar la supervivencia de tu pequeñín, dejando de lado por el momento otros aspectos.

Por ejemplo, la producción de estrógenos se reduce drásticamente y continuará a niveles bajos si das el pecho a tu hijo, lo que disminuye la lubricación vaginal. Para solucionar este contratiempo se recomienda utilizar lubricantes vaginales (opta por los de base hídrica o solubles en agua; los compuestos a base de vaselina se adhieren a la mucosa y pueden ocultar pequeñas infecciones).

La zona del perineo también tarda un tiempo en recuperarse. Si te han hecho la episiotomía, los puntos se disolverán en unos diez días, aunque la zona puede estar sensible durante dos o tres meses más. Si has sufrido un desgarro o si tu parto fue instrumental (con fórceps o ventosa), es probable que necesites más tiempo; algunas mujeres tardan más de seis meses en recuperarse del todo.

Publicidad - Sigue leyendo debajo