Cuida tu cuerpo tras el parto

No sabes cómo volver a recuperar tu línea. Te damos unos consejos para que se borren las señales en tu cuerpo del embarazo.

Te miras al espejo y te ves más gorda, con menos pelo y te han aparecido estrías. Tranquila es producto de los cambios que ha sufrido tu cuerpo durante el embarazo. Siguiendo una buena dieta y haciendo ejercicio volverás a verte guapa.

Cicatriz de la cesárea

La cicatriz de la cesárea resulta más antiestética si el corte ha sido vertical. Para ayudar a atenuarla, una vez que está seca, se recomienda efectuar a diario un ligero masaje sobre ella con aceite de rosa mosqueta. A veces pueden
quedar adherencias en los tejidos subcutáneos y dar lugar a una cicatriz con pequeños bultitos que al tocarlos producen pinchazos.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Para solucionarlo, has de darte un masaje en sentido transverso a la cicatriz para romper las adherencias. Para ello, coloca los dedos índices sobre la zona y realiza un masaje en zig-zag. Otro problema que puede surgir son los queloides o cicatrices que crecen y presentan mucho relieve. Existen parches con crema para ayudar a disminuirlas, pero han de utilizarse después de la lactancia.

Sobrepeso

Un exceso de peso de 5 a 7 kilos se soluciona con una dieta equilibrada y ejercicio ligero. El más recomendable en el postparto es caminar. Hazlo durante 60 minutos de forma continuada. Has de tener sensación de acaloramiento y sudor, pero sin llegar al sofoco. A partir de los 45 minutos el organismo empieza a quemar la grasa de reserva. Con una hora diaria se consiguen resultados visibles en un mes. Aun así, concédete un plazo de dos meses para empezar a perder un kilo semanal; el volumen también mejorará al perder líquidos.

Si son más de 8 kilos, has de hablar con un endocrino y combinar una dieta controlada y ejercicio físico dirigido.

Caída del cabello

Durante el embarazo hay un gran porcentaje de cabello que se mantiene en reposo. Tras el parto, el ciclo del pelo se activa, de forma que el cabello que no se ha caído durante la gestación, lo hace ahora.

Con el tiempo se recupera el cabello, pero hasta entonces, sigue una dieta rica en vitaminas, sobre todo del grupo B (frutas y verduras), ve al médico para que descarte carencias de hierro, zinc y otros minerales y procura que en tu dieta no falten berberechos, lentejas, espinacas y carnes rojas. Evita los tintes y moldeadores, que debilitan el cabello. Superada la lactancia, aplícate algún tratamiento anticaída.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Aparición de estrías

“El problema de las estrías es que la piel no tiene suficiente elasticidad y se fractura”, indica el fisioterapeuta. Lo mejor es prevenirlas aplicando a diario aceite de almendras o un producto antiestrías. Las que ya te hayan salido se aclararán y disimularán con el tiempo. Eso sí, no cometas el error de dejar de usar un antiestrías en el postparto. Vas a tener un cambio de volumen y esto favorece la rotura de las fibras de sostén de la piel.

Varices en las piernas

Si no son muy severas, pueden atenuarse con un cambio postural (pon las piernas en alto siempre que puedas) y con masajes en la ducha: alterna agua templada y fría y asciende del tobillo al muslo.

Evita que te dé el sol en ellas y no utilices la sauna, porque el calor favorece la dilatación venosa.

Publicidad - Sigue leyendo debajo