El sujetador ideal para la lactancia

Tras el parto. no es fácil elegir un sujetador acorde a tus necesidades, descubre cúal te va mejor.

Durante los meses de lactancia es muy importante que utilices un sujetador que se adapte a tus necesidades y a tu nuevo volumen.

Elígelo con apertura en las copas, para facilitar el amamantamiento de tu bebé sin tener que mover el sujetador o quitartelo entero, así podrás dar de mamar a tu bebé en cualquier circunstancia.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

También puedes comprarlo con tirantes anchos, al igual que los laterales y la tira de la espalda, para que el tejido no te lastime los hombros ni el contorno debido al aumento de peso que tendrás dura la lactancia.

En cuanto a la talla, al probártelo eleva los brazos: si se sube hasta mitad del pecho es porque las copas son pequeñas y el contorno está mal adaptado, por lo que esa talla no te vale; si la tira de la espalda se sube o puedes meter la mano en vertical por ella, es que el contorno es grande; y si las copas se arrugan, es porque te quedan grandes; pero cuidado, es preferible que sean así, ya que has de contar con la posibilidad de introducir en la copa discos absorbe leche o protectores para el pezón.

Con todos estos consejos sobre los sujetadores en la época de lactancia, te será más fácil y cómoda esta etapa tuya y de tu pequeño.

Publicidad - Sigue leyendo debajo