Cuida tu piel con fruta

Las frutas son un manjar suculento... para la piel. Aportan agua, vitaminas y también un sinfín de extractos naturales muy compatibles con la dermatitis.

Ya sabes que la fruta es muy rica en vitaminas y minerales, que es indispensable para la salud y que desde la antigüedad se ha usado para preparar mascarillas, lociones y “afeites”.

Ahora, gracias a la biotecnología, podemos aprovechar esos conocimientos sobre belleza natural e incorporar sustancias procedentes de las frutas a los cosméticos.

Como los polifenoles (antioxidantes naturales) o los alfahidroxiácidos (ácidos frutales que exfolian la piel y tratan el envejecimiento celular). Y además, emplear nuevos extractos frutales para hidratar, nutrir, suavizar, dar brillo y reparar el cabello, etc.

¿Qué nos ofrecen?

¿Conoces las almendras del arganier, un árbol marroquí? Contienen ácidos grasos esenciales que poseen la virtud de restaurar el “cemento intercelular” y mejorar la barrera protectora de la piel. Ya puedes encontrarlas en algunas líneas cosméticas de farmacia.

La manzana es la reina de la cosmética, contiene polifenoles (quercitina y flavonoides), potentes antioxidantes y un inhibidor de las enzimas que destruyen las fibras elásticas.

Por ello es perfecta para regenerar la piel, y es excelente contra la sequedad acusada de las zonas de flexión, como codos y rodillas.

El aceite de oliva, actualmente la estrella de los laboratorios, es muy rico en ácidos grasos esenciales, que restauran los niveles naturales de hidratación de la piel. Lo encontrarás en muchas cremas hidratantes.

El melocotón es muy rico en vitamina C. Contiene hierro, magnesio y manganeso, pero además hidrata y devuelve la tersura a la piel y al cabello, por eso es un ingrediente esencial en mascarillas y en muchos champús. La naranja y el limón también son buenas fuentes de vitamina C, con un gran poder astringente. Suelen formar parte de tónicos para pieles grasas o para cabellos grasos, pero además son muy eficaces contra los problemas de caspa.

El extracto de granada protege el colágeno. El de guaraná y el de frutas del bosque estimulan la eliminación de la grasa corporal. El de nuez de Brasil repara el cabello. Y el de mandarina (rico en vitamina P) facilita la microcirculación. Todo un disfrute para tu piel.

Publicidad - Sigue leyendo debajo