Problemas sobrevenidos

Los cambios en los pechos son uno de los primeros síntomas des estos problemas

El amamantar trae como consecuencias pequeños problemas en el pecho de la madre, que con una buena técnica se puede evitar.

DOLOR DE PECHO AL DAR DE MAMAR

  • PROBLEMA: Al amamantar a tu hijo te duele el pecho. Algo falla. Seguramente el bebé no está en la posición correcta y no se ha agarrado bien al pezón.
  • SOLUCIÓN: No salgas del hospital sin que la matrona te haya explicado la técnica de dar el pecho y haya comprobado que la sigues correctamente. En el texto del reportaje también te indicamos cómo hacerlo para evitar el dolor.
    Publicidad - Sigue leyendo debajo

    Conductos Obstruidos

    • PROBLEMA: Notas el pecho grande, muy duro y con bultos dolorosos. Posiblemente se ha producido una obstrucción en los conductos que contienen la leche.
    • SOLUCIÓN: Asegúrate de que el sujetador no te oprime, quítatelo al acostarte y no duermas boca abajo. Dale el pecho al niño, alarga las tetadas para que vacíe bien los senos y cámbiale de vez en cuando de postura, para que presione todas las zonas por igual. También te irá bien masajearte suavemente con un peine de púas desde la base del seno hacia el pezón. Diez minutos antes de la toma aplícate una compresa humedecida con agua caliente para estimular la eyección. Y, entre tomas, ponte compresas frías para aliviar la hinchazón.

      GRIETAS

      • PROBLEMA: Te han aparecido fisuras sangrantes y muy dolorosas en los pezones y dar el pecho resulta un sufrimiento.
      • SOLUCIÓN: Las grietas se producen por una posición incorrecta del bebé al mamar (al abarcar sólo el pezón)o por sus mordisquitos, la humedad o el roce. Consulta con tu ginecólogo si sigues o no dando el pecho mientras se te curan. Hay cremas específicas para las grietas, el médico te lasrecetará. Además, lava bien el pezón sólo con agua (las grietas son heridas) y mantenlo seco. Para ello usa discos absorbentes entre la piel y el sujetador y cámbialos cuando notes que están mojados. Si has dejado la lactancia y vuelves a ella al haberse curado las grietas, utiliza al principio un sacaleches para que la primera succión sea suave. Al retirar al bebé del pecho, ciérrale un segundo la nariz para que abra la boca y no tire del pezón.

        MASTITIS

        • PROBLEMA: Tienes una infección en una mama (o en las dos) por haberse quedado retenida leche en el seno, lo que te causa fiebre alta, un malestar parecido a la gripe y tienes el seno enrojecido, abultado y muy dolorido.
        • SOLUCIÓN: Ésta es una complicación más seria y es imprescindible que vayas al médico cuanto antes. Él te indicará si debes o no seguir dando ese pecho y te recetará antibióticos compatibles con la lactancia. Hacer reposo y beber menos líquidos te irá bien. Si la mastitis es incipiente y la mama está enrojecida, pero no hay inicio de abceso, ponte sobre ella gasas frías. Si está más avanzada y ya hay pus, utiliza compresas calientes. Y masajea la zona con el chorro de la ducha. A partir de ahora procura que el bebé vacíe el pecho o hazlo tú tras la toma.
          Publicidad - Sigue leyendo debajo