Consejos para recuperar el pecho después del parto

Después del parto, el pecho ha sufrido cambios físicos que puedes combatir fácilmente.

Volver a tener el pecho de antes del embarazo es muy fácil si sigues estos consejos.

  1. Haz esta prueba: sonríe lo que den de sí tus labios, aprieta los dientes y di la letra X. Si al hacerlo los músculos que van del cuello al pecho se tensan y tus senos se elevan, tu musculatura está tonificada. Si no, repite el ejercicio 20 veces, varias veces al día.
  2. Haz la prueba del lápiz: pega la espalda a la pared y pon un lápiz debajo de uno de tus senos; si se sujeta, tu pecho está un poco caído y debes tonificarlo.
  3. Hasta que dejes de lactar y tu pecho recupere su tamaño, nunca vayas sin sujetador. Tras la lactancia, compra uno para tu nuevo volumen.
  4. Haz algo de ejercicio. El mejor es la natación y el estilo indicado, la braza. También es eficaz caminar con los hombros hacia atrás.
  5. Adopta buenas posturas. Encorvar la espalda y esconder el pecho provoca dolor en las dorsales y aumenta la acción de la gravedad en el pecho.
  6. Dúchate con agua tibia y acaba con agua fría (la caliente dilata los capilares, relaja los músculos y favorece el descolgamiento de la piel). Y lo mismo sucede con el sol, ten cuidado con él.
  7. La hidratación es vital: una piel hidratada tiene menos tendencia a las estrías.
  8. Las cremas reafirmantes son buenas aliadas, úsalas tras la lactancia.
    Publicidad - Sigue leyendo debajo
    Publicidad - Sigue leyendo debajo