Complicaciones que pueden surgir tras el parto

Tras el parto, es posible que se produzca algún tipo de complicación que necesite ser tratada.

En ocasiones, la recuperación postparto puede ser más larga de lo habitual. Para prevenir cualquier tipo de complicación mayor, te facilitamos una serie de indicadores a los que prestar atención.

En caso de que notes alguno de los síntomas que te indicamos, consulta a tu médico.

  • A los 12 días del parto, el sangrado vaginal sigue siendo rojo intenso, o si no pasa a ser asalmonado, marronoso y, al mes, blanquecino. O si el sangrado aumenta en cantidad y emite un olor fétido.
  • En 10 días tus dolores tipo cólico, conocidos como entuertos, en vez de remitir, aumentan su intensidad.
  • Tu temperatura corporal es de 38 ºC o más. O si sientes dolor en las piernas y tus tobillos siguen hinchados transcurrida una semana de dar a luz.
  • En una semana no ha disminuido el dolor de la episiotomía, a pesar de los remedios empleados (aplicarte una bolsa de hielo envuelta en un paño y tomar analgésicos) o la zona de la cesárea sigue igual de roja y dolorida.
  • El pecho está enrojecido, endurecido y no soportas ni el roce del sujetador.
  • Aparecen grietas, ampollas o un enrojecimiento intenso en los pezones.
  • Sientes dolor intenso en la cintura, o un dolor que se inicia en el glúteo y que se irradia a lo largo de la pierna, o un fuerte dolor en el hueso púbico.
  • Hay dolor o escozor intenso al orinar.
  • Sufres un estreñimiento tan acusado que te origina heridas anales.
    Publicidad - Sigue leyendo debajo
    Publicidad - Sigue leyendo debajo