Los abdominales después del parto

Para recuperar tu figura, además de perder kilos debes conseguir un vientre plano.

No empieces una tabla de abdominales sin haber recuperado el tono del periné (unas 8 semanas después del parto) y ten en cuenta los siguientes consejos:

  • La pared abdominal está formada por cuatro grupos musculares: los rectos, que van desde el pubis hasta debajo de los senos; los grandes oblicuos, que recorren el vientre en diagonal; los oblicuos pequeños, situados entre el pubis y la cintura, y los transversos, que ciñen la cintura alrededor del vientre y la columna.
  • Hasta que tu médico te dé permiso para otra cosa, sólo debes trabajar los oblicuos y los transversos (respiraciones, giros a ambos lados, etc). Olvídate de los rectos, ya que sujetan el útero y la vejiga y cualquier tensión hace que empujen estos órganos hacia abajo.
  • Por tanto, nada de correr, ni de pedalear (al menos en unos meses), ni de movimientos que exijan levantar las dos piernas, ni siquiera tumbada en el suelo. Donde mejor se tonifica el abdomen es en la piscina. La natación trabaja todos los músculos con suavidad.
    Publicidad - Sigue leyendo debajo
    Publicidad - Sigue leyendo debajo