Ciao ciao celulitis

Desintoxicante, drenante, reestructurante, remodelador y de efecto rápido. Estas son las cualidades que pedimos a un anticelutítico. Tras el parto y cuando termines con la lactancia materna destierra la celulitis de tu cuerpo con nuestros consejos.

Por una vez y sin que sirva de precedente, este problema estético no tiene nada que ver con el exceso de peso. Hay mujeres delgadas que padecen esta alteración del tejido adiposo (ubicado en la capa más profunda de la piel) y otras de volúmenes generosos que pueden lucir una piel suave y tersa, sin asomo de eso que conocemos como "piel de naranja" y que es la manifestación externa de la celulitis.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Como bien sabes, la celulitis es una acumulación de grasa localizada que puede mostrarse en la piel con irregularidades en forma de nódulos (al tacto o apretando la zona).

Un problema que afecta a casi todas

En realidad es un problema que afecta a muchas mujeres. Los datos más positivos indican que tiene celulitis el 90% de la población femenina, aunque los que manejan cifras más terrenales aseguran que sólo se libra el 1% de ellas.

Sobre este problema estético, que puede derivar con el tiempo en problema de salud, planean factores influyentes como el estrés, la edad (la adolescencia y la etapa premenopáusica, 40-50 años, son especialmente proclives a su aparición), la falta de sueño y otros malos hábitos de vida, propios de la sociedad moderna actual. Sin embargo, la celulitis no es sólo de hoy, ha existido siempre.

Entre las causas relacionadas con su aparición están:

  • Predisposición genética (suele afectar a madre, hermanas y féminas de la misma rama familiar).
  • Trastornos circulatorios (retorno venoso más lento).
  • Drenaje linfático defectuoso.
  • Desequilibrio hormonal.
  • Retención de líquidos.
  • Consumo abusivo de sustancias poco saludables, como el tabaco, el alcohol, las especias picantes, el exceso de café...
  • Una alimentación desequilibrada (la carencia de vitamina E favorece el deterioro subcutáneo).
  • Metabolismo de las grasas incorrecto.
  • Sedentarismo, la principal razón de que las grasas no quemadas se almacenen en el organismo.

    plan de choque

    Sabiendo que este trastorno puede tener un temprano comienzo y que está relacionado con los cambios hormonales, habría que ponerle freno en la adolescencia. Las que hayan superado esa etapa y porten celulitis como uno de sus secretos, en rodillas, muslos, nalgas, vientre o brazos, deberían centrarse en seguir hábitos de vida correctos y echar mano de la cosmética anticelulítica.

    Publicidad - Sigue leyendo debajo

    El objetivo de estos preparados es activar el metabolismo de las grasas y al mismo tiempo, entorpecer su acumulación, estimular la circulación sanguínea periférica, favorecer la eliminación de líquidos y el drenaje linfático y mejorar la elasticidad y firmeza de la piel.

    Se pueden encontrar en forma de parches transdérmicos, cremas, geles, serums, espumas o complementos alimenticios. La elección depende de cada usuaria y del confort que el producto proporcione. Y el éxito, de la constancia.

    Publicidad - Sigue leyendo debajo